Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Desmantelada en España una red de la camorra napolitana que falsificaba ropa y maquinaria

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 27 de julio de 2011, 10:16 h (CET)
MADRID, 27 (SERVIMEDIA)



La Guardia Civil ha desarticulado la estructura en España de una red vinculada a la camorra napolitana, que se dedicaba a falsificar maquinaria y ropa, productos que eran fabricados en China y luego vendidos en Europa, América y África.

Según informó el Instituto Armado, en la operación se ha detenido a 64 personas -62 italianos, un español y una brasileña- y han sido identificadas otras 60 personas, contra las que se tramitan órdenes internacionales de detención.

La red introducía a través de los puertos de Sevilla, Valencia y Málaga decenas de contenedores con material falsificado procedente de China, que posteriormente era comercializado en España o distribuido a otros países de Europa, América y África

Para dar apariencia de legalidad a la importación del material falsificado y blanquear el dinero obtenido ilícitamente, los arrestados habían creado un conglomerado de 20 empresas.

Las investigaciones se iniciaron en los primeros meses de 2010, cuando el Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil tuvo conocimiento, a través de Europol y otras vías de investigación, de la actividad delictiva que estaría desarrollando en España la organización criminal ahora desmantelada.

La red, dirigida desde Nápoles por varios miembros de una misma familia vinculados a la camorra, al igual que cualquier otra organización de características mafiosas trataba de monopolizar un sector de mercado, aplicando técnicas fraudulentas.

Para llevar a cabo su actividad, la organización adquiría enormes cantidades de productos falsificados en China (herramientas, maquinaria y textil), que eran enviados fundamentalmente a España e Italia, donde parte de ellos eran comercializados. El resto eran enviados a Francia, Alemania, EEUU, Brasil, México, Marruecos, Sudáfrica, Finlandia, Canadá, Holanda, Polonia, Hungría, Rumanía y Portugal, a través de "sucursales" que la red poseía en dichos países.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris