Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Pastor dice que supo de las alertas del maquinista sobre los riesgos del Angrois un año después

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 11 de febrero de 2019, 21:20 h (CET)
MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



La exministra de Fomento Ana Pastor aseguró este lunes que tardó un año en conocer los correos donde un jefe de maquinistas de Ourense, José Ramón Iglesias, alertaba a un superior sobre el peligro de la curva de Angrois donde el 24 de julio de 2013 descarrilló el Alvia de Santiago de Compostela causando la muerte a 80 personas y 144 heridos.



Pastor, que era ministra de Fomento en el momento del siniestro y hoy comparecía a rendir explicaciones ante la Comisión de Investigación abierta en el Congreso sobre el accidente, confesó que tuvo noticia de las alertas en diciembre de 2013.

"Me lo comentó el presidente de Renfe y le dije que mandara todo al juez", indicó aclarando que ninguno de los correos donde el maquinista denunciaba una insuficiente señalización que impedía frenar a tiempo salvo que se estuviese muy alerta del giro de la vía, llegó antes a su conocimiento.

En su relato citóvarios mensajes de aviso: el 15 de diciembre de 2011, el 23 de ese mes, coincidiendo con su toma de posesión en el Ministerio, el 26, cuando aún no se habían ni cambiado los directivos de la operadora ferroviaria y los días 27 y 28 de diciembre.

La razón de no haber sido informada antes que sugirió es que no llegó ni al presidente de Renfe entre 2009 y 2012, Teólifo Serrano, ni a sus colaboradores como dijo que se ha dicho en la comisión de investigación parlamentaria, y no figuraron tampoco en ninguna de las actas en su haber.

Durante su intervención, Pastor se negó a buscar responsables, a apuntar a las potenciales causas del accidente a su juicio y a enjuiciar si se actuó o no correctamente con la operativa ese día del siniestro. "Ni puedo ni debo, porque me está pidiendo que señale y no voy a señalar a nadie", afirmó a pregunta directa de una diputada sobre el potencial motivo del fatal descarrilamiento. "Hay que dejar que investiguen con absoluta independencia y no lo voy a hacer, es el señor juez el que tendrá que dirimir responsabilidades", zanjó en varias ocasiones.

Pastor rehuso que se ocultase información de forma voluntaria. Al ser cuestionada sobre las quejas del tribunal por el retraso de meses en la entrega de documentación por parte de Renfe y Adif, defendió que dio "instrucciones" desde el primer momento "de facilitar" toda la información que requiriese el juez o incluso la que se viese de valor, y "se actuara con la máxima diligencia en la investigación judicial y técnica", aseguró que personalmente "nunca hubo un oficio de un juez en mi mesa".

"Jamás di una sola instrucción, nunca jamás, para que no se diera alguna información, antes al contrario: la instrucción que tenían era que cualquier información que tuvieran que toda la pusieran en conocimiento de la autoridad judicial", abundó.

En el mismo sentido y preguntada sobre la supuesta intención de retrasar el informe que sobre el servicio ferroviario que había decidido acometer la Comisión Europea, Pastor negó rotunda que se intentase intervenir para dilatar sus trabajos a fin de que las conclusiones llegasen pasados los comicios. "A mí no me consta" que se actuase así, afirmó.

La exministra de Fomento explicó el posible retraso en que cuando la embajada tuvo conocimiento de la apertura del informe a través de la propia Comisión Europea pidió explicaciones antes de se pudiese producir indefensión como suele ocurrir, siendo éste un trámite habitual, con iniciativas de este tipo por parte de Bruselas por si el Estado acaba recurriendo al Tribunal de Luxemburgo.

Pastor rehusó entrar a valorar las cuestiones técnicas que sucedieron en el viaje del Alvia que descarrilló. "Es no meterse donde uno no se tiene que meter", excusó explicando que en el Ministerio de Fomento, donde operan más de 60.000 trabajadores, las responsabilidades están atribuidas y no le toca juzgar cuestiones técnicas. "No puedo ni debo", argumentó.

Durante su intervención explicó que su prioridad cuando supo del accidente fue atender a las víctimas y sus familias, tomando decisiones incluso legislativas y encargó un rastreo minucioso de la operativa del tren y los aspectos que fallaron o eran mejorables para resolverlo.

Tras esa casi auditoría, el 9 de agosto anunció en el Congreso un paquete de 18 medidas y cambios legislativos que finalmente subieron a 22, aplicadas en su mayoría, según dijo.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris