Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Liberado un grupo de inmigrantes rumanos que vivía casi esclavizado en una finca de Sevilla

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 13 de julio de 2011, 15:12 h (CET)
MADRID, 13 (SERVIMEDIA)



Una familia de rumanos asentada en Cantillana (Sevilla) mantenía en situación de semiesclavitud a 13 compatriotas, a los que trajeron a España con una falsa promesa de trabajo. Las víctimas eran obligadas a trabajar sin ningún sueldo y vivían en una infravivienda sin luz ni agua.

Según informó la Policía, este caso se ha destapado después de que ocho de los inmigrantes huyesen y se dirigieran andando hasta Sevilla capital, desplazamiento para el que emplearon seis horas y media.

Tras recibir esta denuncia, los agentes localizaron la infravivienda, el domicilio de los miembros de la organización y un segundo alojamiento con otras cinco víctimas (cuatro hombres y una mujer). Las víctimas han sido liberadas y seis miembros de la trama han sido arrestados.

El caso de estos inmigrantes se inició en Rumanía, donde las víctimas eran captadas y se les ofreció un puesto de trabajo digno y remunerado en España. Los interesados eran trasladados en autobús hasta la estación de Plaza de Armas de Sevilla, donde les esperaban miembros de la organización.

FUERTE PALIZA

El destino final de los inmigrantes era la localidad de Cantillana, donde en primera instancia eran alojados en la azotea de una de las viviendas de la familia, para ser posteriormente hacinados en una infravivienda sin los servicios básicos mínimos como luz, agua corriente o saneamientos.

La organización controlaba totalmente el día a día de las víctimas, que desconocen totalmente el castellano y se encontraban desubicadas en una localización también desconocida para ellos. Además sufrían episodios de violencia psíquica con constantes amenazas de muerte, insultos y todo tipo de comportamientos de carácter vejatorio y humillante bajo condiciones laborales y humanas de semiesclavitud.

De hecho, la Policía destacó cómo uno de los inmigrantes recibió una fuerte paliza por parte de sus captores que le acarreó graves lesiones por fractura del hueso cubital y traumatismo cráneo-encefálico.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris