Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Otegi asegura que nunca ha promovido “la acción violenta”

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 12 de julio de 2011, 11:05 h (CET)
- Dice que participó en el homenaje a un etarra para denunciar “la política penitenciaria cruel”

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



El exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi aseguró este martes en la Audiencia Nacional que “nunca” ha llamado “a la acción violenta”, y explicó que participó en el homenaje celebrado el 9 de julio de 2005 en Amorebieta (Vizcaya) al etarra José María Sagarduy, alias “Gatza”, simplemente para denunciar “una política penitenciaria cruel”, ya que el terrorista llevaba en aquella época 25 años en prisión.

“La cárcel es muy dura, la gente debería ser consciente de lo que son 24 horas en una cárcel, imaginaros 25 años”, dijo Otegi en su declaración como acusado en el juicio que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional está celebrando contra él por su intervención a Sagarduy.

La fiscal encargada del caso, Blanca Rodríguez, pide un año y medio de cárcel para Otegi, al que acusa de haber cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo con el agravante de ser reincidente.

Otegi explicó que participó en el homenaje por haber sido invitado por “la compañera del preso”, para darle “realce político” como “referente máximo de la izquierda abertzale” y atraer la atención de los medios de comunicación. Afirmó en este sentido que se trató de un “acto en pro de la libertad”, en el que se “reivindicó la libertad” de un “ciudadano preso” que llevaba 25 años en la cárcel.

CLAVEL ROJO

Preguntado sobre si el acto fue un homenaje, Otegi contestó que no “distingue esas palabras”, porque no es “jurista”, pero señaló que, a su entender, “fue un acto denunciando la situación de esta persona y pidiendo su libertad, no entiendo que sea una homenaje”.

“Yo tengo costumbre de lanzar un clavel rojo en los funerales, desde los de mi familia a los del PP y el PSOE; no es un acto ideológico, es una forma de expresar el respeto”, dijo el dirigente de la izquierda abertzale.

Otegi subrayó además que en aquella época, julio de 2005, la izquierda abertzale “ya vislumbraba de forma privada” que “se iba a abrir un espacio de diálogo y negociación con el Gobierno”, en referencia a la tregua y el posterior proceso abierto en el año 2006.

“No conocía los hechos concretos que llevaron a Sagarduy a prisión, nunca en mis intervenciones he llamado a la acción violenta”, dijo

Otegi se negó a contestar a la Fiscalía y al resto de acusaciones y sólo respondió a preguntas de su abogada, Jone Goiricelaia.

COMPARACIÓN CON MANDELA

El homenaje a Sagarduy –que fue excarcelado el pasado 13 de abril tras 31 años en prisión- tuvo lugar en la tarde del 9 de julio de 2005 en el parque Zelaieta de la localidad vizcaína de Amorebieta.

En el curso del acto, Otegi subió al escenario, presidido por una gran fotografía de Sagarduy, y pronunció un discurso en el que elogió la lucha llevada a cabo por los “presos políticos vascos” y comparó al homenajeado con Nelson Mandela. El líder de Batasuna dijo que Sagarduy, al igual que Mandela, “lucha contra la injusticia por conseguir un escenario democrático”.

Otegi se defendió y dijo no quiso hacer una “comparativa” entre “la trayectoria personal y política” de Sagarduy y Mandela, “que son diferentes”. Simplemente le pareció “un ejemplo sugerente” debido a que “una situación enquistada como la sudafricana se pudo superar con la negociación”.

Destacó en este sentido que Mandela “fue durante muchos años el preso con carácter político que llevaba más tiempo encarcelado”.

El etarra Sagarduy fue condenado, entre otros delitos, por dos asesinatos cometidos en los años 80 y el intento de un tercer homicidio.

REPETICIÓN DEL JUICIO

Esta es la segunda vez que la Audiencia Nacional juzga al dirigente de la izquierda abertzale por su participación en el homenaje a Sagarduy. El Tribunal Supremo anuló en febrero pasado la condena de dos años de prisión impuesta a Otegi en la primera vista oral, celebrada en enero de 2010, por falta de imparcialidad del tribunal, en especial de la que fue su presidenta, la magistrada Ángela Murillo.

El tribunal que se ha encargado de volver a juzgar a Otegi está compuesto por el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, y los magistrados Nicolás Poveda y Carmen Paloma González Pastor.

RETIRADA DE ACUSACIÓN

La asociación Dignidad y Justicia y el Foro de Ermua, quienes ejercen la acusación en la causa, retiraron al inicio de la vista oral la acusación de reunión y asociación ilícita que inicialmente atribuían al exportavoz de Batasuna. Con esta modificación, las acusaciones populares dejaron su petición en dos años de cárcel para Otegi.

La defensa de Otegi, por su parte, planteó en el trámite de cuestiones previas la vulneración de los derechos de su cliente por las “dilaciones indebidas” en la celebración del juicio debido a los “periodos de paralización importante” que a su entender se han dado a lo largo de la causa.

El presidente del tribunal, el magistrado Javier Gómez Bermúdez, advirtió al inicio del juicio que no permitirá que la vista oral se desvíe de los hechos. “No se admitirá ninguna pregunta que no esté relacionada con el objeto del proceso”, señaló a la fiscal y los abogados.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris