Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El CO2 que emite España cabría en un depósito de 40 kilómetros

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 8 de julio de 2011, 13:00 h (CET)
- El Gobierno empezará a ensayar la captura de este gas el año que viene en León

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)



El dióxido de carbono que emite España en un año cabría en un depósito de 40 kilómetros de largo y de 200 metros de alto si se almacenara bajo tierra. A nivel mundial, el depósito exigiría un diámetro de 350 kilómetros para albergar todo el CO2 del planeta.

Así lo afirmó el director del programa de Almacenamiento de CO2 de la Fundación Ciudad de la Energía (Ciuden), Modesto Montoto, en un viaje para mostrar a la prensa el Centro de Desarrollo de Tecnologías de Captura de CO2 de Cubillos del Sil (León).

Este centro empezará a mediados de 2012 a ensayar a pleno rendimiento la captura de este gas, para posteriormente almacenarlo bajo tierra en un yacimiento geológico de la localidad de Hontomín (Burgos).

Según los directivos de Ciuden, esta tecnología permitirá reducir en un 90% las emisiones de dióxido de carbono en las centrales térmicas, refinerías de petróleo, fábricas de cemento e industrias siderúrgicas.

"Todas las emisiones mundiales anuales no presurizadas cubrirían una superficie de 350 kilómetros de diámetro y 200 metros de altura. En el caso de España, se necesitarían 40 kilómetros de diámetro", señaló Montoto.

Ante estos "colosales volúmenes", Ciuden ha apostado por buscar esos "depósitos" en el subsuelo geológico. "Tenemos que ir a algo que exista en la naturaleza, y esto no es algo nuevo, sino algo que la naturaleza ha hecho a lo largo de todo la historia reciente de la Tierra", agregó.

En el caso de Ciuden, el CO2 se almacenará a 800 metros de profundidad, donde este gas cambia bruscamente de densidad y reduce su volumen, ocupando "400 y pico veces menos superficie que en la atmósfera".

El Centro de Desarrollo de Tecnologías de Captura de CO2 de León ocupa una superficie de 64.500 metros cuadrados y emplea a más de medio centenar de personas, entre investigadores, técnicos y personal administrativo. El total de su inversión asciende a 128,4 millones de euros.

Su puesta en marcha arrancó en 2006 con la fundación pública estatal Ciudad de la Energía (Ciuden), que cuenta con el respaldo de los ministerios de Ciencia e Innovación; Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, e Industria, Turismo y Comercio.

El proceso principal de la captura de CO2 de las instalaciones de Ciuden se basa en la separación del dióxido de carbono del resto de gases que se originan en ciertas industrias, y se basa en la oxicombustión.

Dado que actualmente no existe experiencia en el mundo aplicable a centrales completas con captura, Ciuden se ha fijado un objetivo: "crear un centro de referencia mundial" en torno a estas técnicas.

La primera fase del proyecto (iniciada en 2009) se prolongará hasta 2012 para finalizar la construcción y poner en marcha las instalaciones de desarrollo tecnológico del proyecto: la planta de captura de León y las instalaciones para el desarrollo del transporte y del almacenamiento geológico en Hontomín (Burgos).

La segunda, que abarcará de 2012 a 2015, validará la tecnología desarrollada a una mayor escala. El proyecto prevé la construcción de una planta en la central térmica de Endesa de Cubillos del Sil, para inyectar el CO2 producido en un almacenamiento cercano a la planta.

UN MUSEO DE LA ENERGÍA

A través de la fundación Ciuden, el Gobierno está poniendo también en marcha en Ponferrada (León) el Ene.Museo Nacional de la Energía, para acercar la ciencia a la población y contribuir al desarrollo de la comarca de El Bierzo.

Según el director de Ciuden, José Ángel Azuara, en este centro se informará sobre la cuestión energética "de forma objetiva". "Lo importante es que el visitante empiece a formarse un criterio y a hacerse preguntas", aseguró Azuara.

Abrirá sus puertas el próximo 14 de julio y contará con tres espacios: uno ubicado en una central abandonada contruida entre 1920 y 1930; otro, sobre la antigua térmica de Compostilla I, que albergará exposiciones sobre la energía como motor de vida y sus usos, y un jardín botánico que recreará ecosistemas similares a los existentes en la península hace 300 millones de años, durante el periodo de formación de los yacimientos de carbón.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris