Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Los estudiantes que utilizan libros digitales tienen menos faltas de ortografía

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 8 de julio de 2011, 10:49 h (CET)
-Según una investigación realizada por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Ramón Llull

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)



Los alumnos que utilizan libros digitales tienen menos faltas de ortografía, según una investigación llevada a cabo con 1.700 alumnos de ESO de Cataluña, realizada por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y la Ramón Llull (URL). Se trata de la primera investigación que demuestra el potencial de las nuevas tecnologías en la enseñanza.





El estudio fue realizado durante el último trimestre del curso académico 2010-11 y forma parte de una macro investigación que se prolongará durante varios años y que abordará la relación entre progresión académica y uso de nuevas tecnologías en la escuela. Los resultados que ha arrojado la investigación han sido reveladores, ya que muestran que los alumnos que han empleado contenidos digitales han experimentado una mejora de resultados del 20% de media durante el tiempo en que duró el trabajo.

En algunos alumnos esa progresión ha alcanzado el 50%, lo que significa que han cometido la mitad de errores en la prueba final que en la inicial. Se da la circunstancia de que los dos centros que han registrado una menor mejora han sido aquellos cuyos estudiantes no cuentan con ordenador propio en la escuela, por lo que sólo lo pueden utilizar en el hogar. Paralelamente, en los centros que no se han usado las TIC no se ha detectado ninguna mejora significativa en sus resultados.

El estudio ha sido dirigido conjuntamente por Pere Marquès, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y Miquel Àngel Prats, profesor de la Universidad Ramon Llull y director del Centro de Tecnologías Educativas Ituarte (Fundación Juan XXIII).

El trabajo ha evaluado la progresión en ortografía de 1.700 alumnos, la mayoría de 1º de ESO, divididos en dos grupos: uno ha trabajado durante dos meses las reglas ortográficas siguiendo el método tradicional, y el otro lo ha hecho mediante contenidos digitales. Ambos grupos realizaron un examen sobre ortografía al inicio del estudio y una segunda prueba al cabo de dos meses.

Según los responsables de la investigación, el estudio pone de relieve que no basta con que las aulas cuenten con la tecnología adecuada -ordenadores y pizarras digitales-, sino que son indispensables unos contenidos educativos adecuados.

También es imprescindible que el profesorado haya recibido la formación necesaria para utilizar las herramientas que le permitan aprovechar el valor añadido de las TIC.

“En los estudios realizados hasta la fecha no se había tenido en cuenta que no es suficiente valorar si la introducción del hardware va a mejorar la educación; hay que considerar que un ordenador sin contenidos adecuados no sirve para nada; y que los profesores necesitan formación sobre cómo sacarles provecho”, explicó elprofesor Prats, codirector de la investigación.

El trabajo llevado a cabo muestra también que las nuevas tecnologías aplicadas al mundo de la educación resultan más motivadoras para el alumno, que muestra mayor disposición a la hora de completar sus ejercicios que cuando utiliza herramientas tradicionales.

“El libro digital indica al estudiante si ha hecho bien o mal el ejercicio de forma inmediata, lo que le estimula a la hora de volver a realizarlo hasta conseguir completarlo correctamente”, indicó Pere Marquès.

En ese sentido, el estudio realizado por la UAB y la URL se ha completado con una encuesta al profesorado que indica que los docentes de los grupos que han experimentado con contenidos digitales han invertido menos horas dentro y fuera del aula en el trabajo de la ortografía. Sin embargo, sus alumnos han dedicado más horas y han realizado muchos más ejercicios que los que han utilizado métodos tradicionales. Esto se debe a las herramientas de corrección automática y seguimiento a distancia de los deberes digitales, así como al "feedback" inmediato que reciben los alumnos sobre sus resultados en el libro de texto digital.



 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris