Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

La defensa de “Bateragune” atribuye la ausencia de atentados de ETA a las gestiones de Otegi

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 7 de julio de 2011, 12:26 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



El abogado Iñigo Iruin, quien ejerce la defensa en el juicio contra “Bateragune”, aseguró hoy en la Audiencia Nacional que la ausencia de atentados de ETA, que lleva casi dos años sin realizar una acción terrorista mortal en España, se explica por las gestiones realizadas por el grupo liderado por el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, que llevaron a la ruptura de la izquierda abertzale con la “estrategia político-militar”.

El letrado señaló ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a Otegi y a los otros siete procesados por "Bateragune" que un “periodo de dos años sin atentados no se ha vivido nunca” y más “sin que se produzca ningún tipo de condicionamiento ni de acuerdo”.

“No puede entenderse como una simple maniobra de adaptación, esto no ha pasado nunca, es la primera vez, sólo existe un factor que explique esta nueva situación, la posición clara de la izquierda abertzale de acabar con la estrategia político-militar es lo que ha llevado a ETA a adoptar una nueva postura”, dijo.

Iruin hizo esta afirmación en el trámite de conclusiones de la última sesión del juicio que la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional está celebrando contra Otegi, Rafael Díez Usabiaga y otros seis procesados por intentar presuntamente reconstruir la ilegalizada Batasuna a las órdenes de ETA, a través del proyecto denominado “Bateragune”.

El abogado aseguró que ETA lleva “casi dos años sin atentar” en referencia a la acción terrorista perpetrada el 30 de julio de 2009 en Calvià (Mallorca), que acabó con la vida de Carlos Sáenz de Tejada García y Diego Salva Lezaun. Iruin obvió el asesinato en Francia del gendarme Jean-Serge Nérin, que tuvo lugar el 16 de marzo de 2010.

ENFRENTAMIENTO CON ETA

El abogado, que ejerce la defensa del exsecretario del sindicato LAB Rafael Díez Usabiaga, aseguró que se ha demostrado “rotundamente” que las gestiones de Otegi y su grupo para romper con la “estrategia político militar” provocaron a mediados de 2008 un “enfrentamiento de posiciones”, ya que ETA defendía la necesidad de instaurar “un ciclo de confrontación armada al más alto nivel hasta 2014 al no haber elementos para una negociación”.

Iruin dijo que ETA empezó entonces “a preocuparse” por una posible ruptura con la izquierda abertzale y señaló que de este enfrentamiento se hicieron eco varios medios de comunicación. El abogado explicó en este sentido que la ruptura con la estrategia político-militar no se puede hacer de forma lineal sino de forma escalonada.

PROCESO “POLÍTICO”

El letrado aseguró que la causa contra Otegi y el resto de procesados “se ha convertido total y absolutamente en un proceso político”, ya que la actividad que les ha llevado al banquillo de los acusados ha sido la celebración de “reuniones, ruedas de prensa, y manifestaciones”.

Iruin empezó su intervención diciendo que no iba a negar “la existencia de un órgano llamado ‘Bateragune’”, ni siquiera “que ese órgano pueda tener relación con ETA”. El abogado hizo esta afirmación debido a que las defensas sostienen que “Bateragune” es en realidad “una estructura interna” de Ekin, el entramado político de ETA, un extremo que, según Iruin, ha quedado acreditado en el juicio gracias a las declaraciones de acusados y testigos así como a “cantidad de documentos”.

“No se ha probado nada más, el Ministerio no ha acreditado nada con respecto a los acusados, no hay prueba de cargo que demuestre la pertenencia de los acusados a ‘Bateragune’”, dijo el abogado antes de acusar al fiscal de realizar “simple conjeturas, elucubraciones y descontextualizaciones”.

En este sentido, señaló que no existe ningún elemento que pueda servir para condenar a los procesados por un delito de integración en organización terrorista y destacó que no se les ha incautado “ni armas ni explosivos” ni tampoco “ningún documento relevante de los que pudiera concluirse que los acusados pertenecen a ‘Bateragune’”.

RECHAZO A LA VIOLENCIA

“¿Que hacían los acusados? ¿Trabajaban en una estrategia política-militar o buscaban el fin de esa estrategia? A eso es a lo que debéis dar respuesta”, dijo Iruin a los magistrados del tribunal de la Audiencia Nacional.

A su entender, existen “contraindicios” que desmontan la acusación planteada por el fiscal, del que dijo que sólo ha aportado sospechas en base a “documentos y actividades”. Como contraindicio, destacó el rechazo público de los procesados a la violencia.

En este punto, Iruin trazó un paralelismo entre el proceso contra “Bateragune” y el proceso seguido contra Bildu antes de las elecciones del pasado 22 de mayo, y dijo, en referencia a la valoración del rechazo a la violencia, que “lo que no es válido para ilegalizar un partido no es válido para condenar a unos acusados”.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris