Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

El Banco de España pide a la banca reforzar el capital por temor a ‘shocks’ por riesgos internacionales

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de noviembre de 2018, 13:32 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



El Banco de España demandó hoy a la banca un refuerzo de su capital para encarar una eventual encarecimiento en las condiciones financieras si se agravasen los crecientes riesgos externos, como la crisis de Italia o la falta de un acuerdo en la negociación de salida de Reino Unido de la Unión Europea.



Según constató hoy el organismo en su Informe de Estabilidad Financiera, “los riesgos claramente han aumentado” en los últimos meses y, junto a la imprevisibilidad del 'Brexit' e Italia, se han intensificado las tensiones comerciales y hay dudas sobre los efectos de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos y sobre el impacto de la sucesiva apreciación del euro y dólar frente a las divisas de países emergentes.

La Dirección General de Estabilidad Financiera del Banco de España, además, subrayó que España se encuentra ante otros factores de riesgo propios del país. "En el caso español ha habido crecimiento de empleo pero siguen los problemas de deuda pública y deuda exterior o factores como la fragmentación parlamentaria o un posible repunte de tensiones políticas en Cataluña", indica.

Todos esos factores “podrían conducir a una reevaluación brusca de las primas de riesgo provocando un endurecimiento adicional de las condiciones de riesgo y un mayor tensionamiento de la situación financiera a nivel internacional que lleve a una depreciación de los activos financieros”, alerta el organismo, que teme por su repercusión directa en los balances de algunas entidades y, de forma indirecta, en la situación patrimonial de las familias y empresas que venía mejorando en los últimos meses.

“Sin embargo, dado el predominio de la financiación a corto plazo y/o tipos variables, dicha situación podría verse deteriorada de materializarse un escenario de endurecimiento de las condiciones financieras que no fuera acompañado por una mejora en las rentas de las familias y empresas no financieras”, detallan los expertos del organismo.

El supervisor repara en este punto en la vulnerabilidad del país frente a tensiones en las condiciones de financiación en los mercados precisamente porque los niveles de deuda de las administraciones públicas y del conjunto de la economía frente al exterior “siguen siendo altos”.

Las entidades superaron recientemente el test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) mostrando “una considerable capacidad de resistencia” y superando la prueba con ratios “por encima de los mínimos regulatorios”. A finales de junio contaban con una tasa de capital de máxima exigencia CET1 'fully loaded' del 11,9%, que en la prueba bajaba a umbrales entre el 7,58% y 9,2% después de que la EBA tensase los balances bajo un escenario de crisis económica y financiera agravada.

POCO CAPITAL FRENTE A OTROS PAÍSES

Sin embargo, el organismo subraya que “muestran niveles reducidos de sus ratios de capital” en la comparativa internacional de solvencia tanto con los países de la Unión Bancaria como del resto de la Unión Europea y apena han incrementado su ratio en 30 puntos básicos desde que en 2014 el Banco Central Europeo (BCE) asumió la supervisión directa.

“Se pone de manifiesto, por tanto, la necesidad de que las entidades españolas adopten estrategias de refuerzo de capital”, concluye en el Informe de Estabilidad Financiera. Se trataría de ampliar la red de solvencia para encarar un eventual agravamiento de la situación.

De todos modos, el Banco de España no ha querido recomendar unas medidas concretas a las entidades: "No existe una receta en sí misma que deban tomar para aumentar el capital. Nuestro informe lo único que hace es poner los bancos frente al espejo y compararlos con los de otros países y de ahí se extrae la conclusión de que deberían replantearse la estrategia sobre capital, ya que los bancos españoles son los peores capitalizados de Europa".

La Dirección General de Estabilidad Financiera sí ha remarcado la necesidad de que los bancos aumenten su solvencia, ya que se trata de "un pilar fundamental para sustentar la capacidad de absorción de pérdidas en caso de que estas aparecieran de forma imprevista, como manifestación de los riesgos que afectan al sistema bancario español".

Entre las incertidumbres para las entidades se encuentra el citado riesgo de que empeoren las condiciones de financiación y acceso a los mercados si se “reevalúan las primas de riesgo, con impacto en el valor de los activos financieros y en la sostenibilidad de la deuda de los agentes económicos” en caso de una intensificación de las tensiones comerciales o de los riesgos económicos y geopolíticos externos.

Pero también, apunta a la tendencia de la propia industria a buscar líneas de negocio “más rentables y más arriesgadas” para compensar los escuálidos márgenes “en un entorno de reducidos tipos de interés”, como es volcarse en la concesión de préstamos al consumo donde ya aprecia un repunte de la morosidad. Por ello, el Banco de España ha alertado de la posibilidad de que "la baja rentabilidad del negocio doméstico puede llevar a los bancos a una busca de rentabilidad mediante una asunción excesiva de riesgo".

SUBE LA MOROSIDAD EN EL CRÉDITO AL CONSUMO

Si bien este tipo de financiación ha moderado su expansión interanual desde el 28% de marzo a un 23% en junio, advierte de que la morosidad se ha acelerado y el saldo de impagos aumenta un 22,6% en los últimos 12 meses.

El repunte “exigirá que las entidades provisionen adicionalmente el aumento de la morosidad, y revisen la sostenibilidad de su tasa de expansión a este segmento de negocio y si los criterios de concesión de las nuevas operaciones se ajustan al perfil de riesgo a medio plazo que desean para su cartera de crédito”, detalla el organismo.

Por último avisa del potencial “deterioro" en la situación económica y financiera de los mercados emergentes "con potencial impacto en los resultados de aquellas entidades financieras más expuestas a estos mercados”, donde sus filiales podría acusar un “deterioro de las condiciones de financiación”.

El Banco de España puso el foco en Turquía y Argentina en su anterior Informe de Estabilidad Financiera, donde los riesgos se han materializado en parte sin que por el momento haya contagiado a otros mercados emergentes donde la banca española tiene más exposición.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris