Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La vuelta al envase retornable "obligaría" a guardar los tickets del "súper"

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 5 de julio de 2011, 13:40 h (CET)
- Ecoembes alerta de la "inviabilidad" del sistema de depósito, devolución y retorno de residuos



MADRID, 05 (SERVIMEDIA)



La implantación en España de un sistema de depósito, devolución y retorno de residuos (SDDR) obligaría a separar más envases en casa y a guardar todos los tickets de compra de los envases de agua, refrescos y cerveza, según afirma Ecoembes, que ve "inviable" este sistema.

El SDDR, al que abre la puerta el proyecto de ley de Residuos y Suelos Contaminados, consiste en el pago de un precio por parte de cada consumidor al comprar un envase de bebidas que, posteriormente, se recuperaría al devolverlo en el comercio. Éste lo clasificaría y lo entregaría para su reciclado.

Para Ecoembes, sociedad que gestiona en España el reciclado de envases de plástico, briks, latas, papel y cartón, este sistema es "inviable".

"Sería un lío, porque uno podría comprar en un hipermercado un montón de botellas de un agua mineral e irse a una pequeña tienda a que le devuelvan el dinero. Al final, los comercios dirían que devuelven el depósito con el ticket que justifique la compra en su tienda, por lo que los consumidores tendrían que guardar los tickets", afirmó el presidente de Ecoembes, Marcos de Quinto.

En una rueda de prensa en Madrid, el presidente de esta sociedad informó de que la implantación del SDDR obligaría a separar más residuos en casa, y recordó que "la devolución no es un regalo, sino la recuperación de algo que se ha pagado antes".

El director general de Ecoembes, Melchor Ordóñez, considera que la ley de Residuos "es necesaria", pero cree que "la forma en que está redactada genera inseguridad e indefinición".

600 MILLONES DE EUROS

Entre los "graves riesgos" que, según Ordóñez, supondría su puesta en marcha, destacan "la imposibilidad física" del pequeño comercio para instalar las máquinas necesarias y el "elevado coste" para la implantación del sistema, que Ecoembes cifra en 600 millones de euros.

Según Ecoembes, el SDDR cuenta actualmente con el rechazo de la industria, de la gran distribución, del pequeño comercio y de organizaciones de consumidores.

"Queremos pensar que, llegado el momento, los estudios hagan que el SDDR se rechace por inviable", concluyó el director general de Ecoembes.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris