Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

La economía española crece un 0,8% en el cuarto trimestre, según el Banco de España

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 27 de diciembre de 2017, 10:38 h (CET)
MADRID, 27 (SERVIMEDIA)



El Banco de España estima que la economía española registra un crecimiento del 0,8% en el cuarto trimestre del año en comparación con los tres meses precedentes, con que lo que se mantiene el ritmo de alza del PIB.



En su ‘Informe trimestral de la economía española correspondiente al cuarto trimestre de 2017’, el Banco de España señala que “dicha estabilidad del ritmo de crecimiento del producto de la economía sería consecuencia de dos fuerzas que operan en sentidos opuestos”.

En concreto, el “fortalecimiento” de los mercados de exportación habría contrarrestado los efectos adversos derivados del aumento de la incertidumbre relacionado con la situación política en Cataluña, que, de acuerdo con la información disponible se habrían concentrado especialmente en esa comunidad autónoma.

Desde el punto de vista de los componentes de demanda, afirma, “el impacto negativo de la incertidumbre se habría manifestado sobre todo en los componentes del gasto privado interno y en las exportaciones turísticas’.

Por otro lado, desde la vertiente de la oferta, los indicadores, tanto cualitativos como cuantitativos, referidos a la industria manufacturera “han mostrado una trayectoria más favorable que los relativos a los servicios, lo que resulta coherente con un mejor comportamiento del componente externo de la demanda frente al interno”.

En concreto, tanto el consumo privado como la inversión en bienes de equipo habrían “reducido sus ritmos de avance en los últimos meses del año, mientras que, por el contrario, la información de alta frecuencia disponible apunta a un posible fortalecimiento de la inversión en construcción”, añade.

El supervisor señala que a medio plazo “se espera una continuación de la fase expansiva, favorecida por los sustanciales avances observados en el proceso de reconducción de los desequilibrios de la economía”.

No obstante, advierte, “se prevé que el crecimiento del producto pierda cierta intensidad en los próximos años, lo que, entre otros factores, vendría motivado por la orientación neutral de la política fiscal y por el moderado impacto adicional de la relajación de la política monetaria sobre las condiciones de financiación de los agentes”.

En concreto, de acuerdo con las proyecciones más recientes del Banco de España, el PIB crecería un 2,4% en 2018 y un 2,1% tanto en 2019 como en 2020.

IMPACTO DE CATALUÑA

El Banco de España dedica un apartado del informe al ‘Impacto económico de las tensiones políticas en Cataluña’, y expone que los indicadores de incertidumbre económica registraron un “aumento significativo” en octubre, que revirtió “parcialmente” en noviembre.

De mantenerse en los últimos días de diciembre el nivel observado en los dos primeros meses del trimestre, la cota alcanzada por estos indicadores en el promedio del trimestre sería de un orden de magnitud similar a la considerada en el escenario “más benigno” de los dos proyectados por el Banco de España.

En este escenario se asume un aumento “transitorio y acotado de la incertidumbre”, que produciría una pérdida acumulada de PIB hasta finales de 2019 de unos 0,3 puntos porcentuales.

Por su parte, el regulador indica que la información coyuntural acerca de la actividad económica relativa al trimestre en curso en el conjunto de España y en las distintas comunidades es todavía “incompleta”, pero comprende ya un conjunto de indicadores relevante, en particular para los meses de octubre y, en menor medida, noviembre.

De acuerdo con esta información, la actividad económica se habría desacelerado en el último tramo del año en Cataluña en mayor medida que en la media de las comunidades.

“Esta ralentización se debería, en particular, al peor comportamiento de los indicadores de empleo, turismo y mercado de la vivienda, entre otros, en esta comunidad autónoma, con respecto a lo observado, en media, en el conjunto de las comunidades y, en particular, en las de mayor peso económico”, subraya.

La incidencia final de este elemento de riesgo sobre el conjunto de la economía española en el cuarto trimestre dependerá, apunta el organismo, “de la magnitud y de la persistencia que éste acabe teniendo”.

Según el Banco de España, “un alivio del grado de tensión en Cataluña, como el que se percibió durante el mes de noviembre y las primeras semanas de diciembre, podría conducir a un escenario de mayor crecimiento del producto que el considerado en las proyecciones recientemente publicadas”.

Por el contrario, “un hipotético rebrote de las tensiones en los próximos meses podría llevar a un impacto más pronunciado sobre las decisiones de consumo e inversión de los agentes que el que se infiere a partir de los datos parciales disponibles”.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris