Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

21-D. Los líderes políticos aprovechan las largas colas en los colegios electorales para conversar con los ciudadanos

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 21 de diciembre de 2017, 12:48 h (CET)
BARCELONA, 21 (SERVIMEDIA)



Los candidatos en las elecciones al Parlament de Cataluña y otros líderes políticos que no concurren en esta ocasión a las urnas tuvieron que esperar hoy pacientemente su turno para votar en los colegios a los que les tocaba acudir y aprovecharon las esperas para conversar con los ciudadanos que se les acercaban para hablar sobre la situación en Cataluña o para realizarse fotografías.



La más madrugadora este jueves fue la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que llegó a las 9.45 horas al Centre Cívic La Sedeta de la Ciudad Condal, donde también votó el 1 de octubre. Colau realizó una cola de unos 25 minutos, en la que muchos ciudadanos que acudieron también a votar se le acercaron para hablar de asuntos de la política catalana.

A las 11.00 horas hizo lo propio el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en la Universidad de Barcelona. Votó vestido con un traje de chaqueta y corbata roja. Iceta corrió mejor suerte y no tuvo de esperar demasiado para ejercer su derecho a voto.

No le pasó lo mismo a Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos, que tuvo que hacer una cola de aproximadamente media hora para poder votar en el Colegio Àusias March de Barcelona. Los ciudadanos también se acercaban continuamente a la líder de Ciudadanos en Cataluña, que estaba acompañada por su marido, Xavier Cima. Sin embargo, la imagen que acompañó el voto de Arrimadas fue la de un revuelo de personas que profirieron casi a partes iguales gritos a favor y en contra de Ciudadanos.

Xavier Domènech, de Catalunya En Comú-Podem, votó rápidamente sin apenas hacer cola en la Escola Industrial de Barcelona. La misma suerte corrió el expresidente de la Generalitat Artur Mas en la Escola Infant Jesús, donde tardó poco más de cinco minutos en votar. Mas, que acudió a votar con el lazo amarillo, en solidaridad con el gobierno cesado de la Generalitat, también recibió algunas críticas por portar este distintivo. Incluso un espontáneo se le acercó para decirle que “aquí ya no pintas nada”.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris