Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

Madrid. El PP augura que al Gobierno de Carmena le espera “una lenta agonía” hasta 2019 por su división

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 21 de diciembre de 2017, 10:43 h (CET)
MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, vaticinó este jueves que al Gobierno municipal le espera “una lenta agonía” hasta las elecciones municipales de 2019 debido a su división interna.



Lo hizo en la comparecencia que solicitó a la alcaldesa, Manuela Carmena, en el Pleno ordinario de diciembre, a la que afeó sus gestos en favor de los independentistas catalanes con la conferencia del expresidente Carles Puigdemont que albergó el Palacio de Cibeles y su afirmación de que en octubre el referéndum estaba suspendido y no anulado, que 80 refugiados acabaron en Guadalajara por falta de sitio en Madrid y que abroncara a Marimar Blanco por pedirle una pancarta de homenaje en el Ayuntamiento en el 20 aniversario de su asesinato.

También que no hiciera un acto de reconocimiento como víctima al disidente venezolano Leopoldo López; que mantuviera a sus concejales imputados por el informe sobre el Open de tenis, Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato, y que se reuniera con los líderes de Podemos e Izquierda Unida, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, para tratar de solucionar la división interna en torno al Plan Económico Financiero. Y concluyó: “No va a poder mentir todo el tiempo a todos los madrileños. Haga el ejercicio de honestidad de pensar si puede seguir gobernando con 11 concejales a favor de 57”.

Carmena ironizó que esperaba cierto espíritu navideño en la intervención de Almeida, y lamentó que se hubiera limitado a descalificar su actuación. Afirmó que en Ahora Madrid están “orgullosos” de su gestión aunque desde el principio se dijo que toda la actividad se paralizaría, y destacó las cifras de actividad económica y confianza del consumidor, de aumento del número de turistas y los más de 340 niños en escuelas infantiles de matrícula gratuita y las 2.30 viviendas de alquiler puestas a disposición por la EMVS. “Madrid está mucho mejor de lo que estaba en 2015”, sentenció.

Por último, reiteró su “independencia absoluta” respecto a los partidos con los que no tiene vinculación, y subrayó que de esa reunión con Iglesias y Garzón también se ha escrito que ella no accedió a ninguna de sus peticiones. Y terminó pidiendo un poco de “espíritu navideño” a sus oponentes.

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, insistió en su crítica de los seis grupos diferentes que componen Ahora Madrid y se quejó de que Carmena dedicara parte de su intervención a echar “una bronquita” a la oposición, pese a apelar al espíritu navideño, y decirle cómo tiene que hacer su trabajo, y culminó espetándoles a esos seis grupos: “La confianza se gana, no se regala”.

La portavoz del PSOE, Purificación Causapié, defendió la pertenencia a partidos que la alcaldesa había denostado y dijo que no puede tener espíritu navideño tras el regalo de recortes por casi 600 millones que supone el PEF, 112 de ellos en política social, aunque a la vez criticó al PP, porque “el problema viene de donde viene”, del Ministerio de Hacienda y Función Pública, “arbitrario” porque ha dejado sin intervenir otros ocho ayuntamientos que también incumplen la regla de gasto. Y terminó espetando a Ahora Madrid que, si quiere “desmantelar” las políticas sociales, coja como socio al PP y no al PSOE.

Almeida, en su segundo turno, reprochó a Carmena que no se tome con seriedad la crisis interna y que viniera de “otro planeta”, de “carmenolandia”, al jactarse de que Madrid está mejor que antes. Le recriminó también haber presumido de que Madrid recuperara la normalidad con el PEF cuando podía haber cesado a Sánchez Mato antes.

Al PSOE le recriminó su apoyo a Ahora Madrid y que desviara responsabilidades a los seis grupos que componen el equipo de gobierno, y que no reacciones pese a que Carmena debatiera el PEF con Iglesias y no con el Grupo Socialista. Finalmente, expuso su tesis de que al Gobierno municipal le queda “una lenta agonía”.

Carmena sugirió a los grupos que si querían preguntarle cómo se ha tomado la división interna de Ahora Madrid, lo hicieran directamente. Defendió las “nuevas formas de hacer política” que han surgido de plataformas ciudadanas independientes de partidos y reivindicó que “sería absurdo” que no se reuniera con Iglesias y Garzón igual que con otros dirigentes de partidos.



Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris