Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

PSOE. Los diputados socialistas piden que se preserve el consenso interno con o sin votación de primarias

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 24 de mayo de 2011, 12:50 h (CET)
- Entre los diputados se desinfla la petición de congreso

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)



Los diputados socialistas lanzaron hoy un mensaje claro a la dirección del PSOE en el sentido de preservar el consenso y la unidad interna al margen del procedimiento y el calendario con el que se elija la candidatura para las próximas elecciones generales.

El análisis de los resultados electorales del pasado domingo y del futuro inmediato del PSOE centró esta vez la reunión ordinaria que cada martes celebra el Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados para debatir los asuntos parlamentarios.

La reunión fue más larga de lo habitual y tomaron la palabra una docena de diputados, en su mayor parte, explicaron varios asistentes, para coincidir en que el partido no ha sabido explicar a los ciudadanos las medidas que ha tomado para atajar la crisis económica, que “se ha llevado por delante” muchos de los ejes del proyecto.

Todos creen que hay que dedicar tiempo a analizar con serenidad las causas de la derrota para no repetir errores y poder construir un proyecto para las generales, pero quieren hacerlo compatible con no “lamerse las heridas” y mirar desde ya al futuro, como decía después públicamente Rafael Simancas.

El horizonte inmediato del PSOE está marcado por las primarias que debe convocar el Comité Federal el próximo sábado para elegir a quien suceda a José Luis Rodríguez Zapatero como candidato a la Presidencia del Gobierno en las próximas generales.

Ese procedimiento está regulado en los estatutos internos del PSOE y es el que defendió el propio Rodríguez Zapatero cuando anunció que no concurriría a un tercer mandato.

Pero la duda es si habrá una sola candidatura que podría ser ratificada por los órganos de dirección, o habrá más, en cuyo caso habría necesariamente un periodo de campaña interna de los aspirantes y una posterior votación entre los militantes.

DIVERGENCIAS

Es ahí donde las opiniones de los diputados divergen, desde quienes abogan por la democracia interna con todas sus consecuencias, incluido el posible reflejo de “pluralidad” en varios aspirantes, hasta quienes alertan expresamente de que ahora “no conviene” ir por ese camino.

Unos y otros coinciden en que, pase lo que pase, debe preservarse la cohesión del partido y que la candidatura que salga debe tener “el consenso” de todo el partido, para que el proyecto que se ofrezca a los ciudadanos cuente con una indudable fortaleza interna.

Sin embargo, pocos expresan posibles fórmulas para preservar ese consenso, más allá de reiterar que el partido no puede permitirse ahora centrarse en sus asuntos internos.

Algunos diputados abogan por ello por cerrar un consenso interno antes del Comité Federal, que incluya no sólo un calendario sino una propuesta de candidatura que sea avalada y después ratificada por los militantes, aunque siempre existiría el riesgo de que alguien más quisiera concurrir.

Otros coinciden en esa necesidad de consenso aunque no sea necesariamente antes del sábado, como es el caso de los representantes de la corriente interna Izquierda Socialista.

PRESERVAR EL CONSENSO

Son mayoría, en todo caso, quienes quieren preservar el consenso, incluso a costa de “garantizar” que sólo haya una candidatura, o mediante un acuerdo implícito de quienes pudieran querer concurrir para hacerlo de forma conjunta con una propuesta común a los militantes.

Pero entre los diputados también los hay que recelan abiertamente de las primarias, más en las actuales circunstancias, y son claramente partidarios de que la dirección modifique su discurso en ese sentido y evite ese procedimiento.

De la docena de intervenciones en la reunión del grupo, apenas dos de ellas defendieron el adelanto del congreso del partido para renovar completamente la dirección y no sólo elegir una candidatura, y no fueron secundadas por el resto de los parlamentarios.

Incluso algunos de los que no verían mal esa opción, descartan poner énfasis en ella porque entienden que la intención anunciada del secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, de mantener su cargo hasta el congreso ordinario, previsto para verano de 2012, después de las generales, impide esa posibilidad.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris