Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El etarra arrepentido Valentín Lasarte pide a ETA que deje las armas como reclaman "Bildu y Sortu"

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 24 de mayo de 2011, 11:54 h (CET)
MADRID, 24 (SERVIMEDIA)



El etarra arrepentido Valentín Lasarte aprovechó hoy su declaración como testigo en el juicio que la Audiencia Nacional celebró contra el terrorista Juan Ramón Carasatorre para pedir perdón “a todos los afectados por los atentados” que cometió y para solicitar a ETA que se “disuelva y deje las armas” tal y como reclaman “Sortu, Bildu y toda la sociedad vasca”.

Lasarte, que abandonó la disciplina de la banda terrorista hace cinco años, hizo esta petición en el juicio que la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebró este martes contra Carasatorre, al que se acusa de atacar con un lanzagranadas la sede del Gobierno Civil de Guipúzcoa, en San Sebastián, el 19 de julio de 1995.

“Quiero decir que hace años que dejé ETA, a todas las víctimas de ambos lados debería dársele reconocimiento, como piden Sortu, Bildu y toda la sociedad vasca, pido a ETA que se disuelva y deje la armas “, dijo Lasarte antes de dirigirse a las víctimas de sus atentados para decir que lo siente “mucho”.

El etarra arrepentido señaló ante el tribunal que Carasatorre, quien se negó a participar en el juicio, era compañero suyo en el “comando Doností” de ETA pero dijo no recordar ningún detalle sobre la acción terrorista que se le atribuye.

El fiscal encargado del caso, Carlos Bautista, pidió diez años de cárcel para Carasatorre por un delito de integración en organización terrorista. El fiscal pedía inicialmente 14 años y ocho meses de cárcel para el etarra al atribuirle delitos adicionales de utilización ilegítima de vehículo a motor y sustitución de placas de matricula.

El representante del Ministerio Público sostiene que Carasatorre y Lasarte, ya condenado por estos hechos, robaron el 18 de julio de 1995 un coche en la localidad de Rentería (Guipúzcoa).

Los terroristas utilizaron el vehículo para desplazarse al día siguiente, 19 de julio, hasta San Sebastián, donde se apostaron en el mirador del antiguo Palacete de Puyo, a escasos 400 metros de la sede del Gobierno Civil de Guipúzcoa.

Carasatorre y Lasarte esperaron a la madrugada, sobre las 00.45 horas, para abrir fuego contra el edificio utilizando un lanzagranadas, causando abundantes daños materiales.

Además de los diez años de cárcel, el fiscal Bautista solicitó que se condene a Carasatorre a indemnizar con 18.270 euros al Gobierno de Guipúzcoa por los daños causados en su sede. También pidió que indemnice con 360 euros al propietario de una tienda de fotos que se vio afectada por el ataque.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris