Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Demuestran que la temperatura de España hace cinco millones de años era más alta que la actual

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 27 de julio de 2017, 11:44 h (CET)
MADRID, 27 (SERVIMEDIA)



Investigadores del Museo Nacional de Ciencias naturales (MNCN-CSIC), del Instituto Catalán de Paleontología Humana y Evolución Social y del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont han determinado que la temperatura de la Península Ibérica hace cinco millones de años era mayor que la actual, ya que se han hallado huevos de cocodrilo.

Así lo han deducido a partir del estudio y sistematización de los fósiles hallados en el yacimiento de Puerto de la Cadena (Murcia), donde se encuentran en muy buen estado de conservación restos de roedores, tortugas, monos, jirafas, antílopes, caballos, rinocerontes, cocodrilos y mastodontes.

De este modo, los científicos pudieron dibujar la foto fija de la fauna que habitaba esa zona de la península ibérica hace casi cinco millones de años y confirmar que la temperatura era mayor que la actual.

“La presencia de cocodrilos demuestra que la temperatura de la región era más alta que la actual, ya que sus huevos solo maduran en climas más cálidos, explica Jorge Morales, del MNCN.

Entre los hallazgos del yacimiento, destacan también el registro más antiguo de un sivaterio (antecesores de las actuales jirafas), varias gacelas y antepasados modernos de los actuales cocodrilos.

Según el investigador del MNCN Jan van der Made, los datos demuestran que “los animales africanos, que se trasladaron a Europa mientras el Mediterráneo permaneció seco, vivieron en esta zona al menos hasta hace 4,9 millones de años”.

Todo esto sucedió a lo largo de la crisis del Messiniense, un evento geológico y paleoclimático que duró unos 600.000 años.

Durante este período, la conexión entre el Mediteráneo y el Atlántico se cerró por procesos tectónicos y el Mediterráneo quedó reducido a una serie de lagunas de aguas salobres, ya que la evaporación era mayor que las aportaciones de agua procedentes de la lluvia y de los ríos.

El nivel del agua bajó mucho, facilitando el intercambio de fauna entre los continentes africano y europeo.

El final de este periodo se produjo cuando se formó una nueva conexión en el lugar del actual estrecho de Gibraltar, lo que marca el inicio del Pleistoceno.







Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris