Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Hallan fósiles de un escarabajo moderno que vivió hace 300 millones de años

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 24 de julio de 2017, 17:20 h (CET)
MADRID, 24 (SERVIMEDIA)



Un equipo internacional de cuatro investigadores ha encontrado en Australia dos individuos fosilizados de una de las especies más antiguas de escarabajo porque vivió hace unos 300 millones de años, pero sorprendentemente con características modernas.

La reconstrucción y la interpretación del escarabajo ‘Ponomarenkia belmonthensis’ fueron realizadas por Rolf Beutel y Evgeny V. Yan, de la Universidad Friedrich Schiller de Jena (Alemania), que trabajaron junto a John Lauwrence, especialista en escarabajos de la Colección Nacional Australiana de Insectos, y el geólogo Robert Beattie, del Museo Australiano de Paleontología.

Beattie descubrió los dos especímenes fosilizados en la antigua marisma de Belmont (Australia) y los investigadores han publicado el estudio en la revista ‘Journal of Systematic Palaentology’.

El escarabajo mide medio centímetro de largo y tiene unos 300 millones de años, por lo que vivió en el Pérmico tardío, cuando los dinosaurios aún no habían aparecido en la Tierra, y su hallazgo arroja otra luz a los primeros desarrollos de este grupo de insectos.

“Los escarabajos, que con casi 400.000 especies descritas hoy constituyen casi un tercio de todos los organismos conocidos, todavía vivían una existencia bastante sombría y críptica en el periodo Pérmico”, explica Beutel, quien añade: “Los fósiles conocidos hasta ahora pertenecen a un linaje de escarabajo ancestral, con especies que prefieren espacios estrechos bajo la corteza de coníferas y exhiben toda una serie de características primitivas, como élitros (alas anteriores) que aún no se habían endurecido completamente o una superficie corporal densamente cubierta de pequeños tubérculos”.

‘CHICO MALO’

Por el contrario, la especie que ahora se ha descubierto, asignada a la familia ‘Ponomarenkiidae’, se puede identificar como un escarabajo moderno, a pesar de su edad notable. Las características modernas son las antenas que se asemejan a una sarta de perlas, ranuras antenales y el abdomen inusualmente estrecho, que se reduce hasta un punto.

Yan señala que, a diferencia de los escarabajos del Pérmico previamente conocidos, los élitros están completamente endurecidos, la superficie del cuerpo es en gran medida lisa y los segmentos torácicos responsables de la locomoción muestran características modernas.

Además, parece que este pequeño escarabajo había dejado de vivir bajo la corteza de los árboles, el hábitat favorito de sus contemporáneos, y había adoptado un estilo de vida mucho más expuesto en las plantas. Un hecho significativo es que, debido a su heterodoxa combinación de características ancestrales y modernas, este género no encaja en ninguno de los cuatro subórdenes de escarabajos que existen actualmente, por lo que Yan y Beutel le han dado el apodo de Bad Boy (‘Chico Malo’).

"’Ponomarenkia belmonthensis’ demuestra sobre todo que los primeros acontecimientos importantes de la evolución de los escarabajos tuvieron lugar antes de la extinción masiva del Pérmico-Triásico", dice Rolf Beutel.

Los escarabajos sobrevivieron como un todo a ese dramático acontecimiento (que causó la acidificación de los mares y grandes erupciones volcánicas) mucho mejor que la mayoría de otros grupos de organismos, presumiblemente debido a su estilo de vida terrestre y al exoesqueleto endurecido. Sin embargo, el ‘Chico Malo’ se quedó sin suerte, ya que no hay más huellas de su existencia en la era Mesozoica.

FOTOGRAFÍAS EN 3D

Las elaboradas reconstrucciones de Yan en el ordenador proporcionaron las percepciones precisas de ‘Ponomarenkia belmonthensis’. En una primera etapa, se tomaron unas 40 fotografías de los dos especímenes, que estaban disponibles como impresiones sobre piedra.

"Con esta serie de fotografías fue posible una reconstrucción precisa 2D, con la que pudimos corregir las deformaciones en el fósil original, lo que nos permitió acercarnos al escarabajo real", explica Yan, quien comenta que, con dibujos precisos y la ayuda de un programa informático especial que también se utiliza para animación y juegos de computadora, se creó un modelo 3D muy informativo.

"La reconstrucción 3D también nos permite sacar conclusiones sobre la forma en que el escarabajo se movió y vivió", apunta el paleontólogo, antes de concluir: "De esta manera, hemos dado pasos significativos hacia el desciframiento de las primeras etapas en la evolución de un género de animales extremadamente exitoso".

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris