Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

El FMI dice que la banca española es “fuerte” aunque los “legados de la crisis todavía no se han superado del todo”

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 18 de julio de 2017, 15:00 h (CET)
- Afirma que la “rápida” actuación con el Popular “ha eliminado una fuente de incertidumbre”

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)



El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que el sector financiero español es “fuerte” y ve un “avance positivo” la reciente ronda de consolidación bancaria, aunque apunta que los “legados de la crisis todavía no se han superado del todo” y las entidades “necesitan continuar mejorando la rentabilidad”.

Así lo recoge el organismo internacional en el documento ‘Declaración Final de la Misión De la Consulta del Artículo IV de 2017’, realizado en el marco del programa de asistencia financiera y publicado hoy.

La institución dedica un apartado del documento al sector financiero, y señala que las “profundas reformas” emprendidas en 2012, y continuadas posteriormente, “han contribuido a la aparición de un sistema bancario más fuerte y racionalizado”.

Además, explica que “la rentabilidad y la solvencia han mejorado sustancialmente en la mayoría de los bancos, hay mayor disponibilidad de crédito, y las adaptaciones a los nuevos requisitos regulatorios van progresando con fluidez”.

El FMI hace referencia a la resolución y venta del Banco Popular, para señala que la “rápida” actuación “ha eliminado una fuente de incertidumbre en el sistema bancario, y prosiguen los esfuerzos de consolidación en el sistema”.

Sin embargo, indica que los legados de la crisis “todavía no se han superado del todo”, para exponer que si bien las cifras de activos morosos y adjudicados se han reducido “notablemente”, se mantienen “relativamente elevados en unos cuantos bancos, lastrando sus resultados”.

Los bancos han continuado además captando capital de conformidad con los requisitos regulatorios. Aunque siguen a la zaga de sus homólogos europeos, en general tienen un nivel de apalancamiento inferior gracias a una mayor intensidad en las ponderaciones por riesgo. Y al igual que otros bancos europeos, la banca española también se enfrenta a los retos derivados de las incertidumbres relativas al entorno de crecimiento, la posible normalización futura de la política monetaria del BCE, y el cumplimiento de requisitos regulatorios futuros.

Desde el FMI indicaron que a fin de que el sistema financiero mejore “adicionalmente” su resistencia y su apoyo al crecimiento económico, la evaluación del Fondo en 2017 en el marco del Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF) puso de relieve tres prioridades a corto plazo: atajar las debilidades restantes y los legados de la crisis, prepararse para manejar turbulencias que amenacen la estabilidad financiera, y fortalecer y modernizar el marco institucional.

En concreto, el organismo señaló que la “aceleración” del saneamiento de balances debería basarse en la orientación del Banco Central Europeo (BCE) sobre la reducción de la morosidad y la aplicación de las normas contables sobre provisiones.

En cuanto a la valoración de los activos inmobiliarios de los bancos, apuntó que deberían analizarse “minuciosamente”, llevándose a cabo acciones de supervisión para impulsar un mayor avance.

MÁS RENTABILIDAD

Por otra parte, consideró que los bancos españoles “necesitan continuar mejorando la rentabilidad”, acumulando más reservas de capital, y adaptando sus posiciones de financiación.

En este sentido, comentó que la reciente ronda de consolidación bancaria es un “avance positivo”, pero sigue existiendo margen para la realización de “ulteriores esfuerzos que fortalezcan estructuralmente la rentabilidad de los bancos”.

De esta manera, destacó que “algunos bancos necesitan además elevar aún más su capital regulatorio o sus reservas de capital para compensar la desaparición gradual de exenciones regulatorias y proteger su negocio frente a perturbaciones inesperadas”.

Desde el Fondo apuntaron también que establecer un Consejo del Riesgo Sistémico Interinstitucional “potenciaría la vigilancia del riesgo sistémico y la toma de decisiones macroprudenciales”. Además, “ayudaría a abordar la creciente interconexión sistémica del sector financiero”.

Dada la “tradicional importancia” de la exposición al sector inmobiliario en los balances bancarios, explicó el FMI, “ampliar” las herramientas macroprudenciales para incluir en su caso límites a la ratio préstamo-valor de garantía y a la ratio de cobertura del servicio de la deuda “reforzaría” la capacidad del Banco de España a la hora de afrontar una futura acumulación de riesgos en la exposición al sector inmobiliario.

Las disposiciones actuales en materia de resolución para bancos de importancia sistémica están funcionando” bien por ahora, aunque con el tiempo debería abordarse la fragmentación de dichas disposiciones mediante la revisión del sistema existente”, que separa las responsabilidades preventivas y ejecutivas en materia de resolución de bancos y sociedades de inversión, añadió.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris