Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Naseiro asegura que “nunca” pidió dinero para el PP

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 13 de julio de 2017, 11:50 h (CET)
- Denuncia estar ante un tribunal y considera “ilegal” que le pregunten por el ‘caso Naseiro’

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)



El extesorero del PP Rosendo Naseiro afirmó este jueves que “nunca” pidió dinero a empresas o particulares para engrosar las financias del partido ni autorizó “a nadie" para hacer tales gestiones y que todas sus decisiones se hicieron “en condición oficial”. Además, denunció estar ante un “tribunal” y sugirió que podría ser “ilegal” ser cuestionado por el denominado ‘caso Naseiro’.

Lo dijo en la comisión del Congreso de los Diputados que investiga la presunta financiación ilegal del PP, al responder a las preguntas de los portavoces parlamentarios. Por dicha comisión también desfilarán hoy el extesorero Ángel Sanchís y la actual responsable de las cuentas populares, Carmen Navarro. Álvaro de Lapuerta, que también estaba en el orden día, no comparecerá tras alegar problemas de salud.

Naseiro, que fue tesorero del año 1987 a 1990, aseguró que “nunca” pidió ni autorizó “a nadie” para conseguir donativos en beneficio de la formación. “Y si alguien pidió en mi nombre es sin saberlo yo”, remarcó. “Yo todo lo que he hecho, lo he hecho en condición oficial”, declaró una vez que el parlamentario socialista, Felipe Sicilia, le recriminó el denominado ‘caso Naseiro’. “Transparencia, yo nunca le pedí dinero a nadie”, insistió nuevamente.

Sicilia se refirió a que Naseiro, que sustituyó a Sanchís en el cargo en 1987, cuando era presidente del PP Antonio Hernández Mancha, fue procesado por un caso de financiación ilegal de partidos políticos, de soborno y de compra de votos, que fue conocido como el ' caso Naseiro'.

“DE MUCHAS COSAS NO ME ACUERDO”

En reiteradas ocasiones se quejó al presidente de la Comisión, Pedro Quevedo, de los “discursos” que formulaban los portavoces en sus turnos de intervención, a los que pidió que le hicieran “preguntas más cortas” y tuvieran “un poquito de sentido común” para asumir que después de treinta años “de muchas cosas no me acuerdo, ni ustedes tampoco”.

Llegó a decir que “no hay derecho” a sacar a colación el caso por el que fue juzgado y que fue “muy bien aparcado por el Supremo”, y pidió a Quevedo que analizara si es “legal o ilegal” preguntarle por esos hechos porque le estaban haciendo sentir como ante un tribunal. “Dicen que no, pero claro que es un tribunal. ¡Qué pintamos aquí entonces!”, exclamó.

Criticó especialmente que se recordara a Luis Manglano, juez instructor de aquel caso, “que mejor fuera que no existiera”. “Hablar de eso es ilegal”, dijo. “Me vienen a hablar de cosas ilegales que no se pueden hablar”, insistió. “¿Qué tiene que ver eso?”, se preguntó cuando le interrogaban por aquel caso. “Yo no financié ilegalmente al PP y nadie ha firmado nada con autorización”, respondió.

Naseiro explicó que bajo la Presidencia de Manuel Fraga las donaciones se pedían por toda España y “públicamente”, pero precisó que se ajustaban a la legalidad ya que eran auditadas por el Tribunal de Cuentas. Justificó que “eran cosas del presidente, del señor Fraga, y nadie le decía nada” quizá porque la situación era “muy regular de fondos”.

“NO BUSQUEMOS COSAS RARAS”

Aseguró que en su etapa como gerente “se recogía muchísimo dinero del Estado” vía Presupuestos Generales y “administrándolo bien llegaba de sobras para mantener campañas” y demás gastos, y “no había otro método de financiación”. “No busquemos cosas raras”, apuntó.

El portavoz de ERC, Joan Tardà, ni siquiera llegó a agotar su tiempo al compareciente al considerar que esta comisión se estaba reduciendo a “un cierto vodevil”. “Esto está absolutamente podrido (...) Juega usted con la ventaja de ser una persona mayor y efectivamente usted ahora dice que no recuerda...”, le espetó a Naseiro.

Naseiro, que durante toda su comparencencia mostró problemas para escuchar bien las preguntas que se le formulaban, llegó a decir a Tardà que no llegará a su edad porque está “muy gordo”, una frase que fue recibida entre las risas de los diputados presentes en este órgano.

“NO VI NUNCA LA CAJA B”

Además, el extesorero popular aseguró al portavoz de ERC afirmó que no vio “nunca” una ‘caja b’ en el PP y aseguró que con él “no la hubo”, aunque más adelante dijo a la portavoz de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, que ‘caja b’ “claro que siempre hay” en alguna provincia pero que no lo sabe “fijamente”.

Joan Baldoví, de Compromís, se interesó por las posibles cuentas en Suiza del extesorero, a lo que Naseiro contestó que “aparece por ahí y dicen que hay una cuenta”. “Yo diría que esa cuenta no es mi firma, en primer lugar, y yo no me acuerdo”, respondió, aunque admitió que “en alguna ocasión” envió dinero a Suiza a un nieto que “había ido a un médico allí”.

El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, denunció que primero compareció en el Congreso “el tesorero mudo”, Luis Bárcenas, y ahora “el tesorero sordo”, Rosendo Naseiro, al que criticó su “sordera y memoria selectiva” para esquivar algunas preguntas. Después, la portavoz de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, trató de vencer la sordera de Naseiro cambiando su escaño por el del portavoz del PP, Fernando Martínez-Maíllo, sentado en primera fila.

Naseiro reconoció que el PP recibía “donativos” que podían ser “anónimos”, “de un señor cualquiera”, y se ingresaban en una cuenta en la que podían operar las personas habilitadas para ello por tesorería, entre ellas Begoña Urquijo, de la que dijo que “firmaba y cogía mucho de esos cheques”.

MANGLANO “SE EQUIVOCÓ”

Su ingreso en prisión, aseguró, fue por “un juez que se equivocó”, Manglano, que le detuvo “ilegalmente” y cuya actitud atribuyó a que era “un hombre de izquierdas, de los que llamaba yo rojo” y que no quería que el PP “gobernara nunca en España”. Insistió en que preguntarle sobre eso es “ilegal” por lo que los portavoces “debían olvidarlo”.

Negó ante Bescansa la existencia de sobresueldos “ni ninguna cosa” y dijo no recordar “nada más que las deudas que se pagaron oficialmente, los préstamos y el dinero de los sueldos a los diputados”, a los que incluso puso “un impuesto” del 10%. “No tenía la necesidad de sobresueldos ni a mí se me ocurría pagar sobresueldos”, sintetizó.

Preguntado por quién se hizo cargo de las finanzas tras su cese, indicó que él no hizo traspaso oficial de estas funciones “a nadie”, aunque “decían” que el entonces secretario general, Francisco Álvarez Cascos, había asumido este papel, “como lo saben ustedes en la calle”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris