Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La Antártida Occidental ha perdido capa de hielo en los últimos 11.000 años

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 9 de julio de 2017, 13:33 h (CET)
MADRID, 09 (SERVIMEDIA)



Las incursiones de agua caliente impulsadas por el viento han forzado el retroceso de los glaciares en la Antártida Occidental durante los últimos 11.000 años, lo que permite a los investigadores comprender mejor cómo el cambio ambiental puede afectar a la futura elevación del nivel del mar desde esa región sensible al clima.

Así lo afirma un equipo internacional de 15 investigadores de Alemania, Dinamarca, Noruega y Reino Unido, liderados por la Briths Antarctic Survey (BAS, por sus siglas en inglés), en un estudio elaborado durante 10 años y publicado en la revista ‘Nature’.

Los científicos analizaron diminutas conchas en núcleos de sedimentos del fondo marino recuperados de la bahía de Pine Island (en el mar de Amundsen) a bordo del buque de investigación alemán RV Polarstern en expediciones realizadas en 2006 y 2010, con lo cual reconstruyeron las interacciones entre el hielo y el océano desde hace 11.000 años.

El equipo examinó la composición química de esas conchas construidas por pequeños organismos (foraminíferos) que habían vivido en el agua y en el fondo del mar antes de que sus conchas quedaran incrustadas en los sedimentos del fondo marino.

Esta composición química actúa como una ‘huella digital’ del agua en la que se formaron las conchas. Al comparar éstas con las conchas modernas bañadas en agua caliente profunda, los investigadores lograron identificar los intervalos temporales cuando el agua cálida estaba ausente o presente en las profundidades.

Los investigadores señalan que la Capa de Hielo de la Antártida Occidental (WAIS, por sus siglas en inglés) se redujo de forma significativa y sostenida hasta hace 7.500 años debido a las incursiones de agua caliente, que disminuyeron miles de años más tarde hasta que volvieron en la década de 1940.

AUMENTO DEL NIVEL DEL MAR

El WAIS es de gran interés para los investigadores, ya que dos de sus glaciares más grandes (Thwaites y Pine Island) están drenando hacia el océano y contribuyendo al aumento del nivel del mar. Las grandes preguntas son por qué, cuánto y qué puede suceder en el futuro debido al cambio climático.

“Este estudio de 10 años ha producido algunos resultados emocionantes. Comprendiendo los mecanismos que causaron el retroceso del WAIS en los últimos miles de años, podemos comenzar a construir una imagen más clara de lo que está sucediendo hoy”, explica Claus-Dieter Hillenbrand, geólogo marino del BAS y autor principal del estudio.

Los datos recopilados en los últimos 20 años han demostrado que la actual pérdida de hielo en la Antártida Occidental se debe a que el agua relativamente caliente del océano profundo fluye hacia la plataforma continental y llega a la costa en lugares donde se produce la fusión sustancial de las partes flotantes de los glaciares, lo que desencadena el adelgazamiento del hielo en las capas más altas.

Hillenbrand indica que “las aguas cálidas y profundas inundaron la bahía de Pine Island al final de la última edad de hielo, lo que obligó al hielo a retroceder, pero se detuvo hace unos 7.500 años, cuando los vientos se desplazaron hacia el norte”.

“La pérdida de hielo en esta parte de la Antártida Occidental ya está haciendo una contribución significativa al aumento del nivel del mar –alrededor de un milímetro por década- y es realmente una de las mayores incerdidumbres en las predicciones globales de aumento del nivel del mar. Combinada con la contribución del derretimiento de otros glaciares y la expansión de los océanos alrededor del mundo, tendrá un impacto en la sociedad con inundaciones de las bajas regiones costeras”, añade.

Hillenbrand indica que simulaciones a través de modelos informáticos recalcan que la fusión del hielo por incursiones de agua caliente podría causar un colapso de la Capa de Hielo de la Antártida Occidental en los próximos siglos, elevando el nivel del mar unos 3,5 metros.

“Nuestros datos también revelan una historia más reciente del WAIS. Un cambio en la dirección del viento durante la década de 1940 provocó una renovación de las aguas profundas cálidas en la capa de hielo. Ha continuado desde entonces y es responsable de la pérdida de hielo que estamos observando hoy y en las últimas décadas”, subraya James Smith, geólogo marino del BAS.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris