Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Cataluña. Sánchez cree que Rajoy descarta aplicar el 155 y le exige diálogo con Puigdemont

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 6 de julio de 2017, 16:30 h (CET)
- Según el PSOE, el jefe del Ejecutivo trasladó al líder socialista que ve difícil reunirse con el presidente catalán

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)



El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió este jueves al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, diálogo entre el Ejecutivo central y la Generalitat de Cataluña y que deje de ponerse “de perfil”, porque no es suficiente con "atrincherarse en planteamientos puramente defensivos", sino que es necesario tomar la iniciativa para buscar "soluciones".

Después de dos horas y media de reunión entre Rajoy y Sánchez en La Moncloa, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, explicó que el Gobierno "siempre va a encontrar" a los socialistas en la defensa de la legalidad y en el rechazo a cualquier posicionamiento "unilateral" que vulnere el marco constitucional.

Sin embargo, le dijo también que cree "imprescindible buscar vías de diálogo" para solucionar un problema que es "político" y que se arrastra desde hace cinco años, y por ello reclamó "reuniones" entre el Ejecutivo central y la Generalitat.

Robles aseguró que, en caso de que el Gobierno no tome esa iniciativa, el PSOE impulsará medidas legislativas que se conocerían en su momento y para las que buscaría consenso, sobre la base de que los socialistas no van a hacer "dejación" de la búsqueda de soluciones. “El PSOE no se resigna a ser un convidado de piedra”, dijo, porque tras cinco años de inactividad el conflicto ha ido "a peor".

Estas medidas, de las que no quiso avanzar nada por respeto al Ejecutivo, que va a estudiarlas, van desde la reforma de la Constitución por la que aboga el PSOE a normas en materia de financiación.

Reclamó al Ejecutivo “medidas activas”, no limitarse sin más a decir 'no', sino a poner en marcha “vías de diálogo”, paso que el PSOE considera “imprescindible”, por lo que Sánchez le pidió también "mesura en el tratamiento de lo que está ocurriendo", que pasa por "evitar determinadas declaraciones que pueden entenderse como una provocación y que a lo mejor son innecesarias".

ARTÍCULO 155

En este contexto de aplicar “medidas de cierta mesura”, Robles dijo que Rajoy en ningún momento habló de la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución y que esta medida “no se ha puesto sobre la mesa”, lo que lleva al PSOE a entender que "no está en el pensamiento del Gobierno utilizarlo".

Sobre esta cuestión, la portavoz socialista anunció que en la Ejecutiva del PSOE del pasado lunes se trató sobre Cataluña y el artículo 155 y que por “unanimidad” se acordó que no es “conveniente” ni “procedente” aplicarlo.

Robles, quien destacó que la reunión Rajoy-Sánchez no ha sido un “monográfico” sobre Cataluña, reconoció que esta cuestión “no se podía obviar” y el líder socialista quería dejar constancia de que Rajoy “siempre” va a encontrar al PSOE en defensa de la legalidad y la Constitución.

En este sentido, la magistrada remarcó que el PSOE estará “siempre” en contra de posicionamientos unilaterales que se salten los marcos normativos, pero agregó que le “corresponde” al Gobierno tomar algún tipo de iniciativa después de cinco años sin hacer “nada.” Desde el PSOE, remachó, “apoyo a la defensa de la legalidad pero exigencia de no quedarse parado y esperar a ver qué ocurre el 1 de octubre”.

La crisis territorial en Cataluña ha animado al deshielo en las relaciones entre Rajoy y Sánchez, que en los últimos meses se han mostrado muy distantes. La cita de hoy, de más de dos horas y media, ha marcado un antes y un después en sus relaciones, visible ya desde el saludo de ambos para los gráficos ante la escalinata de Moncloa.

En esta ocasión, Rajoy y Sánchez posaron sonrientes y relajados, imagen muy distinta a la de los últimos encuentros entre ambos, en los que reinaba la tensión.

El mayor exponente de esa actitud fue la última reunión entre ambos, el 29 de agosto, que duró apenas 20 minutos y se celebró en el Congreso.

De hecho, el Gobierno y el PSOE han acordado enmarcar en la “normalidad democrática” estos encuentros institucionales y las conversaciones que puedan mantener el presidente con el líder del principal partido de la oposición, pese a que, como recordó Margarita Robles, son dos políticos “distintos”, pero con un “profundo sentido de Estado”.

De hecho, los dos dirigentes se han mostrado "cómodos" y aunque se han mantenido "firmes" en sus posiciones, no ha habido "enfrentamiento" entre ellos, según fuentes socialistas.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris