Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) 22-M. Zapatero dice a los “indignados” que las reformas se consiguen votando

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 19 de mayo de 2011, 22:00 h (CET)
- Contrapone la “autocrítica” del PSOE con la “doble moral” de Rajoy

CORUÑA, 19 (SERVIMEDIA)



El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo hoy expresamente a los “indignados” movilizados en varias ciudades españolas que los cambios y las reformas se consiguen votando.

Después de varios días lanzando mensajes a los “defraudados”, a los “críticos”, pero sin mencionar expresamente las protestas, el presidente se dirigió directamente a los jóvenes movilizados para alabar que su protesta sea “pacífica” y asegurar que merece “nuestro respeto”.

Como en todos los mítines, comenzó pidiendo el voto para los alcaldes y presidentes “que escuchan, respetan, colaboran, dialogan”, que son los socialistas porque esa es su “forma de ser” y de representar a los ciudadanos.

A continuación se dirigió “a los jóvenes que se manifiestan y se movilizan” estos días, para destacar que su protesta es “pacífica” y merece “nuestro respeto”.

Dicho eso, el presidente recuperó el mensaje de los últimos días con la única diferencia de que esta vez sí lo dirigió expresamente a ese colectivo, en el sentido de que las reformas que reclama la sociedad, incluidas las encaminadas a lograr más y mejor empleo, “se consiguen votando”.

En democracia, insistió, el voto es el instrumento para impulsar reformas y también para expresar protestas y “exigencia crítica a los gobernantes”.

Por ejemplo, aseguró, el voto debe encarnar la “reacción fuerte” de quienes apuestan por la convivencia al escuchar a los candidatos del PP decir que los inmigrantes han traído enfermedades erradicadas.

En ese sentido, denunció la “doble moral” de Rajoy al hacerse fotos con inmigrantes en actos electorales pero “no dar instrucciones y callar la boca” a quienes dicen eso desde su propio partido.

Rodríguez Zapatero insistió en la tesis de que el PSOE es garante de las prestaciones sociales y de los servicios públicos incluso en época de crisis y de austeridad, con especial énfasis en la educación y, por ejemplo, en la convocatoria de becas para el próximo año que aprobará mañana el Consejo de Ministros.

Fue en ese contexto en el que denunció que se habla mucho de las “dificultades” de España pero se olvida dónde estaba hace tres décadas y dónde ha llegado, y dejó “las cosas claras” sobre las horas de trabajo, tres horas semanales más que Alemania, como clara respuesta a la canciller Ángela Merkel.

No es la educación ni las “ganas de trabajar” lo que dificulta la recuperación de la economía y el empleo en España, sino una “mala orientación” de las inversiones, que viene de atrás y que se centró en la promoción inmobiliaria.

Las reformas emprendidas para cambiar el modelo son “necesarias”, aseguró, y los resultados “van a llegar”. El empleo seguirá mejorando como en abril “si seguimos con las políticas que hacemos, mantenemos la confianza” y los acuerdos con empresarios y sindicatos.

España ha demostrado responsabilidad y compromiso, aseguró, y sus ciudadanos quieren “dirigentes que sepan estar a las duras y a las maduras”, que se comprometan ante las dificultades y que no pongan “la zancadilla” buscando réditos electorales.

Quienes dicen que todos los políticos son iguales y que todos están sometidos a los mercados, sentenció, “quieren que no gobierne la política”, porque no se puede ocultar que los gobiernos progresistas han garantizando y extendido la protección social.

Recordó, por ejemplo, que en la época del “milagro” de José María Aznar y de Mariano Rajoy, “un milagro es el que necesita Rajoy”, apuntó, el salario mínimo perdió poder adquisitivo, mientras que en los últimos siete años ha ganado un 20%.

Es fácil concluir que si eso ocurrió en tiempo de bonanza, si gobernaran durante una crisis “desmantelarían” el estado del bienestar.

Insistió por ello, recuperando el mensaje inicial, que ningún progresista “crítico o no crítico” puede quedarse en casa el día de las elecciones y “regalar” al PP una victoria “que no se merece por su comportamiento con España”.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris