Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

(Ampliación) La Guardia Civil aclara que el responsable de Tráfico en Soria fue cazado por un radar a 207 km/h pero durante una persecución

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 19 de mayo de 2011, 20:51 h (CET)
SORIA, 19 (SERVIMEDIA/ICAL)



La Unión de Guardias Civiles (UGC) denunció este jueves al máximo responsable del Tráfico de Soria, Claudio Argüelles, por circular por la Autovía A-15, a 207 kilómetros por hora, falsificación de documentos y vejar y maltratar a sus subordinados en el ejercicio de sus funciones, lo que horas después contestó la Dirección General de la Guardia Civil aclarando que lo ocurrido tuvo lugar durante una persecución en la que participó el responsable policial.

Según explicó a ICAL el secretario general de UGC, Manolo Mato, fue en enero del pasado año cuando Argüelles fue sorprendido por un radar de esta autovía en el punto kilométrico 61,5 cuando circulaba casi al doble de la velocidad permitida.

Sin embargo, un portavoz de la Dirección General de la Guardia Civil aclaró a Servimedia pocas horas después que, en efecto, hay constancia de que el citado radar reflejó esa supuesta infracción sobre un vehículo BMW que conducía un guardia civil y en el que viajaba como pasajero el capitán Argüelles, pero que todo ocurría durante una persecución a otro vehículo que, según la fuente informante, se había saltado un control anterior.

El portavoz de la Dirección General de la Guardia Civil subrayó el hecho de que los guardias civiles que dieron el alto al vehículo en el que viajaba el responsable de la Benemérita en Soria creyeron que éste se había saltado el control cuando, por el contrario, lo que hacía era perseguir al verdadero infractor.

Sin embargo, según denuncia la UGC, el radar no detectó a ningún otro vehículo que pasara por ese punto en el momento alegado por su superior, ni existía constancia de tal fuga. “Falseó el documento para evadir su responsabilidad”, aseguró a ICAL Manolo Mato.

Ante estas irregularidades, la UGC ha interpuesto sendas denuncias ante el Juzgado número 2 de Soria y ante el Juzgado Togado Militar de Burgos. Además, ha solicitado al Ministerio del Interior que releguen a este alto mando de su cargo por el “maltrato y las vejaciones” que sufren los cien subordinados que tiene a su cargo en la provincia de Soria.

“Pedimos al Ministerio que tome cartas en el asunto porque este señor acostumbra a humillar a sus subordinados, amenazándoles y practica una política de rancheros y cortijo donde impera el ordeno y mando”, puntualizó.

En este sentido, el responsable del colectivo de la Benemérita reiteró que el jefe de Tráfico de Soria acostumbra a organizar la Unidad de Tráfico “amenazando, presionando a los agentes y faltándoles constantemente al respeto”. “Ya tuvo una denuncia por zarandear a un guardia. Además les veja haciéndoles fotos que luego muestra por los bares de Soria para jactarse de ellos. Le hemos pedido que, de momento, respete a sus subordinados”, argumentó.

En opinión del máximo responsable del colectivo y a tenor de los hechos, Argüelles no está capacitado para velar por la Seguridad Vial y el Tráfico de la provincia de Soria, ni para organizar una unidad que “se ha mantenido en silencio durante mucho tiempo por miedo a sus represalias”.

Además, evidenció las dificultades para denunciar este tipo de situaciones “irregulares” que se viven a diario en los cuarteles españoles, y añadió que muchos guardias han sido sancionados por enfrentarse mediante denuncias a sus superiores. “No quieren que estas cuestiones trasciendan a la opinión pública”, concluyó.

(SERVIMEDIA) 19-MAY-11 LMB/lmb
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris