Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

22-M. Rubalcaba dice a los progresistas “defraudados” que su pasividad puede dar “paso al adversario”

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 17 de mayo de 2011, 21:20 h (CET)
VIGO, 17 (SERVIMEDIA)



El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, advirtió hoy a quienes se sienten progresistas pero se muestran “reticentes” a votar al PSOE o incluso “defraudados” con el partido, de que su pasividad electoral puede “dar paso al adversario”.

Pérez Rubalcaba llenó el aforo previsto en el auditorio Mar de Vigo, donde había unas mil sillas pero en el que los asistentes coparon escaleras, huecos, e incluso la grada situada detrás del escenario.

Junto a él, el secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, y el alcalde de Vigo, Abel Caballero, además de la portavoz del PSOE en el Senado, Carmela Silva, que apenas pudo hablar por una afonía.

Galicia es la comunidad autónoma donde los socialistas esperan uno de sus mejores resultados en las elecciones municipales, y confían en mantener los siete grandes ayuntamientos donde ya gobiernan.

Pese a ello, los socialistas son conscientes de que su mayor adversario en estas elecciones es la abstención de una parte de su electorado, y se dirigen por ello en la campaña a los “indecisos”, quienes les han votado en otras ocasiones y esta vez no aclaran el sentido de su voto.

A ellos se dirigió Pérez Rubalcaba al pedir a los gallegos que trasladen a “los amigos que nos ven con reticencia defraudados”, la idea de que el próximo domingo la opción es o volver a confiar en esos amigos, o “dejar paso al adversario”.

Para ese adversario, el PP, los municipios y comunidades autónomas que tienen elecciones el domingo son sólo un escalón hacia el poder que realmente le interesa, el “central”, y esos gobiernos son “plazas” desde las cuales atacar “el verdadero bastión que quieren hacer caer”, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

"GATO POR LIEBRE"

Con ese objetivo, aseguró, el PP intenta “dar gato por liebre” a los ciudadanos, ocultando sus verdaderas intenciones, y el propio Mariano Rajoy ha traspasado los “tres límites” que, precisó, debe preservar cualquier dirigente político democrático.

Rajoy, denunció, ha traspasado el límite de los intereses de su país, al cuestionar la solvencia de la economía española; el del respeto a las instituciones básicas, al criticar al Tribunal Constitucional; y el del respeto a los ciudadanos aunque sean “diferentes” al no desautorizar a quienes han vinculado la inmigración con la supuesta reaparición de enfermedades.

En ese sentido, criticó que a Rajoy no se le haya movido “ni un músculo” al escuchar esa reflexión en su propio partido e incluso haya tenido “el mal gusto” de hacer después un acto con inmigrantes.

Frente a quienes crean que en el PP hay “policía bueno y policía malo”, advirtió de que en realidad Rajoy “consiente, calla, luego otorga”.

“Pretende hacernos creer que su mano derecha no sabe lo que hace su otra mano, la que está mucho más a la derecha, y ya no cuela”, aseguró.

Pérez Rubalcaba aseguró que el Gobierno y el PSOE comprenden a quienes han sufrido la crisis, pero insistió en el mensaje de que no han sido sus políticas las que la han provocado sino, por el contrario, las que han minimizado sus efectos al aumentar la protección social.

Es “legítimo”, explicó, plantearse qué hubiera ocurrido si la crisis hubiera sido gestionada por Mariano Rajoy, y la conclusión es que sería la misma, pero la protección social sería mucho menor.

Acusó además a Rajoy de haber estado “sesteando” mientras el Gobierno trabajaba para superar las dificultades, preguntándose “qué puede hacer la crisis por mí”, y haber concluido que lo mejor era “no hacer nada”. “A ello se ha dedicado concienzudamente, decididamente”.

Frente a quienes se definen “de centro reformista, lo más parecido a una empresa que rehabilita fachadas”, el vicepresidente llamó a los suyos a defender “orgullosos” la gestión socialista y a defender “con uñas y dientes” los derechos conquistados.

Pérez Rubalcaba subió a la tribuna en Vigo después de una efusiva presentación de Pachi Vázquez, que dijo de él que transmite “serenidad, tranquilidad, ilusión e impulso”, y alertó al PP de que “se compren tranquilizantes, que les queda mucho tiempo” para que les siga poniendo “de los nervios”.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris