Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Autonomías

Madrid. El Pleno municipal aprueba renombrar 52 calles franquistas con la abstención del PP

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 28 de abril de 2017, 10:42 h (CET)
MADRID, 28 (SERVIMEDIA)



El Ayuntamiento de Madrid aprobó este viernes en Pleno extraordinario el informe del Comisionado nombrado para renombrar 52 calles del nomenclátor que hasta ahora estaban dedicadas a personajes que intervinieron en la Guerra Civil por el bando franquista. Votaron a favor Ahora Madrid, el PSOE y Ciudadanos y se abstuvo el PP.

El tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, comenzó mencionando el “agravio” para las víctimas del franquismo y la “losa para nuestras conciencias” que suponen unas pervivencias en el callejero que “se ha tardado demasiado” en modificar, ante la presencia de representantes de asociaciones por la memoria histórica que asistieron al Pleno y a quienes la alcaldesa y presidenta del mismo, Manuela Carmena, tuvo que pedir silencio en algunas ocasiones.

Valiente puntualizó que el informe del Comisionado presidido por Paca Sauquillo no es el que él habría hecho, y que algunas alegaciones que él hizo en nombre de asociaciones de memoria histórica o vecinos de Chamartín, distrito del que él es concejal presidente, no han sido atendidas, aunque se podía haber unido con el PSOE y sacarlas adelante con mayoría suficiente. “Pero no se trataba de eso”, aclaró, apostando por el “mayor consenso posible” y el “resultado de una apuesta colectiva” que cree que “obliga a todos” los grupos municipales en el sentido de su voto, en clara referencia al PP.

Seguidamente, dirigiéndose al mismo grupo, apuntó que “no se juzgan ideas”, sino que se elimina del callejero a personas que tuvieron una implicación clara en “una guerra de agresión contra las instituciones democráticas”, y afeó al PP, y en particular a su portavoz de Cultura, Pedro Corral, que fue delegado del Área con la exalcaldesa Ana Botella, que no reformara el nomenclátor en sus años de gobierno. “Si no se ha aplicado hasta ahora la Ley de Memoria Histórica ha sido por falta de voluntad política”, enjuició.

Por último, Valiente comentó las propuestas del PP de dedicar calles a las víctimas del terrorismo y aseguró que ha habido reuniones del Comisionado con las asociaciones que las representan y que éstas habían dicho que preferían no poner a calles nombres de víctimas concretas, para no escoger a unas y dejar fuera a otras, por lo que dio por suficiente la existencia del Memorial de las víctimas del 11-M.

PARTIDO POPULAR

El portavoz de Cultura del PP, Pedro Corral, pidió no utilizar la Guerra Civil como arma política, reconoció que ni “un régimen tan convulso” como la II República justificaba una guerra y una dictadura Y aplaudió la reforma del nomenclátor que hizo el exalcalde Enrique Tierno Galván con la incorporaciones de figuras destacadas del bando republicano, porque aquel Gobierno socialista “no era un tribunal de guerra” sino que representaba a "la España reconciliada”.

Por el contrario, lamentó que la Ley de Memoria ha acabado con ella llevando a dividir a los españoles y a clasificar a vivos y muertos con maniqueísmo, haciendo que todos los republicanos fueran buenos y todos los franquistas malos. Un planteamiento que comparó con el empeño del franquismo en totalizar la historia. Además, puntualizó que la revisión del callejero no era una prioridad de los vecinos y recordó que 20.000 comercios se verán afectados por el cambio de los nombres de calles.

Corral dijo que Madrid sólo será más democrático si se asumen las interpretaciones diferentes de la Historia, porque muchos madrileños se verán agraviados por nombres de calles que se mantienen igual que otros muchos se lo sentían por los que se retiran. Por ejemplo, defendió mantener una calle a Millán Astray por fundar la Legión, otra a los Caídos de la División Azul, que no intervino en la Guerra Civil sino en la II Guerra Mundial, y lamentó el encarnizamiento contra la familia García Noblejas, todos cuyos miembros fueron asesinados; propuso incluso dedicar una calle a la madre como símbolo del sufrimiento de las mujeres en las guerras.

El portavoz del PP dijo que le habría gustado más renombrar el Arco de la Victoria como de la Concordia en lugar como de la Memoria y defendió las propuestas que publicó ayer el PP de dedicar calles a Torcuato Fernández Miranda, el general Vicente Rojo y el Regimiento Alcántara, si bien asumió que el Comisionado no las acoja y se dejen para el futuro, pero echó en cara a dicho organismo que se excediera en sus funciones al proponer nombres alternativos además de denunciar los que tenían connotaciones franquistas en el callejero.

PSOE

Desde el PSOE, Mar Espinar citó a la exvicepresidenta del Gobierno que aprobó la Ley de Memoria, María Teresa Fernández de la Vega, cuando dijo que no había nada en la norma que un demócrata no pueda respaldar, pues recoge valores supuestamente compartidos por todos.

Reprochó al Gobierno municipal que no supiera llevar a cabo la modificación del callejero sin recurrir al Comisionado y el retraso que ha conllevado, y tanto a Ahora Madrid como al PP el conflicto que ha enfrentado a ambas partes, enceladas en “menosprecios y descalificaciones” mutuos cuando sólo se trataba de cumplir la ley, algo que aseguró que sólo el PSOE se ha tomado en serio.

Agradeció y defendió la dedicación, el esfuerzo y la profesionalidad del Comisionado, y dijo que respeta aunque no comparte las propuestas socialistas que éste ha rechazado, pero pidió que sólo se votaran las modificaciones de la 47 primeras calles, no las cinco restantes, nuevas propuestas procedentes de los distritos, que no han tenido, a su juicio, tiempo suficiente para reflexionar sobre ellas. Por ejemplo, la inclusión del fotógrafo Robert Capa en Latina y no en Vallecas.

Finalmente, propuso instalar un Museo de la Memoria Histórica y pidió a los grupos que se limiten a cumplir la ley y no “enfanguen el momento”, en particular el propio Corral, que vive con gran “entusiasmo” estos temas, y pidió al PP que acepte que no se hayan incluido sus propuestas, igual que le ha ocurrido el PSOE.

CIUDADANOS

La portavoz de Cultura de Ciudadanos, Sofía Miranda, coincidió con Valiente en que el informe es del Comisionado, pero responsabilizó al Gobierno municipal del trámite con prisas y atropellado que ha llevado a tratar el tema en un pleno extraordinario, convocado hace 18 horas, sin aportar los documentos requeridos para prepararlo y reduciendo tiempo a la oposición. Mencionó también los varios millones de euros que costarán al erario los 52 cambios de calles, aspecto que cree que se ha querido silenciar con la inminencia del puente de mayo.

Miranda dijo que en general la propuesta del Comisionado le parece razonable, pese a detectar contradicciones entre algunos mantenimientos y eliminaciones, e incluso incorporaciones, de combatientes franquistas, y se quejó de que, de las 23 alegaciones de Cs, 7 no han sido contestadas y las otras 16 han sido rechazadas.

Lamentó que no se hayan recuperado nombres de calles previos, que se haya olvidado a las víctimas de ETA y no a las del 11-M, que no se haya incorporado más nombres de literatos y que se hayan cometido duplicidades de nombres ya homenajeados, que se pongan nombres con números y que se incorporen nombres incluyendo la profesión del homenajeado y que no se haya dejado nada a la participación ciudadana.

SEGUNDAS INTERVENCIONES

En su segundo turno, Valiente echó en cara a Ciudadanos que no hubiera planteado sus críticas y propuestas antes y que hubiera votado a favor del carácter de urgencia del asunto que justificaba un Pleno extraordinario a la vez que pedía más tiempo para reflexionar.

Admitió que el Comisionado podría haberse limitado a señalar los nombres de calles a eliminar y no proponer alternativas, pero cree que los grupos municipales habrían tenido más difícil ponerse de acuerdo en éstas.

El tercer teniente de alcalde negó la improvisación que Espinar echó en cara al Gobierno municipal, y por tanto su idea de excluir del informe las últimas cinco propuestas. Miranda se sumó a la propuesta de la portavoz socialista en su segunda intervención.

A Corral le contestó que en renombrar las calles no hay maniqueísmo, pero tampoco indiferencia, como a su juicio lo sería exonerar a quienes ayudaron a instituir una dictadura o no promover a quienes trabajaron por recuperar la democracia. “La identidad que podemos compartir es la identidad democrática”, sentenció.

El portavoz del PP enumeró el golpe de Estado de 1934 de la izquierda revolucionaria, el pucherazo de las elecciones de 1936 y los asesinatos previos a la guerra como pruebas de que la Historia no es tan clara, echó en cara a Ahora Madrid que no quisiera dedicar una calle a Julián Besteiro, el líder socialista que trató de acelerar la rendición de la capital en 1939 para evitar más muertes y concluyó defendiendo al PP: “Algunos nos quieren enterrar en el valle de los Caídos, pero el PP donde está enterrado es en las tumbas de las víctimas de ETA, que murieron por defender la libertad incluso de quienes nos tachan de franquistas”.

Valiente cerró el debate contraatacando al PP por su recurso contra el matrimonio homosexual y dijo que las escenificaciones no solventan la responsabilidad política. Agradeció irónicamente a Corral que admitiera que está en contra de la Ley de Memoria, pero anticipó que el PP se terminará avergonzando de esta posición igual que se avergüenza ahora de impugnar los matrimonios homosexuales.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris