Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El PSOE recrimina a Cospedal la bandera a media asta en Semana Santa y ésta responde que así la pusieron ayuntamientos socialistas

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 25 de abril de 2017, 18:28 h (CET)
MADRID, 25 (SERVIMEDIA)



El senador del PSOE Emilio Álvarez Villazán recriminó este martes a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que las dependencias militares pusieran en Semana Santa la bandera a media asta vulnerando la aconfesionalidad del Estado, pero ésta le contestó recordando que lo mismo hicieron los ayuntamientos de Sevilla, Valladolid y Lérida, gobernados por alcaldes socialistas.

Álvarez Villazán preguntó a la ministra en la sesión de control al Gobierno en el Senado por las razones de que se hiciera este gesto de luto por la muerte de Jesús de Nazaret y Cospedal contestó inicialmente con un escueto: “La bandera española ha ondeado a media asta unos días de Semana Santa en las unidades base, acuartelamientos y centros de las Fuerzas Armadas de acuerdo con una tradición secular en las Fuerzas Armadas”.

Fue en el segundo turno cuando ambos interlocutores argumentaron sus respectivas posiciones. El senador socialista dijo que “mezclar actos político-religiosos con actos castrenses aprovechando el respaldo popular a la Semana Santa choca contra la Constitución, que expresa la aconfesionalidad del Estado”. Comparó la tradición de la bandera a media asta con la de obligar a los militares a acudir a las procesiones, que eliminó la exministra socialista Carme Chacón y, aunque aceptó cierta deferencia con el catolicismo por ser la religión mayoritaria en España (él mismo afirmó profesarla), exigió un “celo exquisito” de las autoridades para garantizar la laicidad. “Y eso no se ha hecho”, dictaminó.

Es más, afirmó que la de poner la bandera a media asta ha sido “una orden absurda, un disparate que ha agraviado a algunos y ha producido sonrojo en otros, y sólo ha servido para crear un problema donde no lo había”; sugirió que el Gobierno ponga mejor la bandera así por la corrupción, el paro y la violencia de género y hasta terminó denunciando “un intento deliberado aunque subliminal de volver a recuperar el nacionalcatolicismo”.

Cospedal le contestó que la falta de respeto era utilizar creencias personales para hablar de corrupción, justificó que la orden que dio no era ilegal porque “no contraviene norma alguna” ni el Reglamento de Honores de 2010, y además ella tenía la competencia de emitirla, y concluyó poniendo en solfa la “incoherencia” del senador socialista, dado que los ayuntamientos de Sevilla, Lérida y Valladolid también ponen la bandera a media asta y los gobierna precisamente el PSOE.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris