Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Vientos 10.000 veces más rápidos que un huracán "barren" las galaxias

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 11 de mayo de 2011, 17:32 h (CET)
- Detienen el proceso de formación de estrellas a su paso

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)



El telescopio espacial "Herschel" de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha detectado fuertes tormentas de polvo saliendo de varias galaxias, despojándolas de la materia prima que necesitan para formar nuevas estrellas.

Según informó la ESA este miércoles, los vientos detectados tienen una magnitud "extraordinaria": los más rápidos soplan a una velocidad de más de 1.000 kilómetros por segundo, unas 10.000 veces más rápido que los huracanes terrestres.

Ésta es la primera vez que se observa este fenómeno de forma inequívoca en una serie de galaxias. Para la ESA, se trata de un descubrimiento de gran importancia, ya que las estrellas se forman a partir del gas y el polvo interestelar, por lo que estas corrientes están despojando a las galaxias de la materia prima que necesitan para formar nuevas estrellas.

Así, estos vientos podrían alcanzar la magnitud suficiente como para detener por completo la evolución de aquellas estrellas que se encuentran en pleno proceso de formación.

"Gracias a 'Herschel', por fin tenemos la oportunidad de estudiar qué papel juegan realmente estas corrientes de gas en la evolución de las galaxias", comentó Eckhard Sturm, del Instituto Max-Planck de Física Extraterrestre en Alemania, autor principal del artículo que presenta este descubrimiento.

El doctor Sturm y su equipo utilizaron el instrumento PACS ("Photoconductor Array Camera and Spectrometer") a bordo de "Herschel" para estudiar una serie de 50 galaxias. Esta primera publicación presenta los resultados de la observación de seis de ellas.

Las observaciones sugieren que estas galaxias pueden llegar a perder 1.200 veces la masa del Sol cada año debido a estos fuertes vientos.

La ESA calcula que esto sería suficiente para barrer todas sus reservas de gas en un periodo de entre un millón y 100 millones de años. En otras palabras, alguna galaxia podría perder todo el material que le permite formar nuevas estrellas en tan sólo un millón de años.

Las corrientes podrían ser el resultado de la intensa emisión de luz y partículas de las estrellas más jóvenes, o de las ondas de choque generadas tras la explosión de las estrellas más viejas.

Otras teorías sugieren que podrían tener su origen en la radiación desprendida por la materia que se arremolina en torno a un agujero negro en el centro galáctico.

"Al observar estas tormentas de polvo en plena acción, 'Herschel' puede aportar las pruebas necesarias para confirmar que la evolución de las galaxias está dominada por procesos de realimentación negativa", concluye Göran Pilbratt, científico del proyecto "Herschel" para la ESA.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris