Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El PSOE se reivindica como un partido “autónomo, libre e independiente”

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 25 de febrero de 2017, 20:37 h (CET)
- Aboga por una banca pública que ayude a las pymes y por la "participación directa" de los ayuntamientos en el IRPF

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)



El portavoz de la Comisión Gestora del Partido Socialista, Mario Jiménez, destacó este sábado que el PSOE es un partido político, “no una asociación”, que “siempre ha sido un proyecto autónomo, libre, independiente, que ha aspirado al liderazgo” y que ha sido “capaz de construir y dar una respuesta completa a las necesidades de España”.

En el discurso de clausura del foro económico que celebraron los socialistas este sábado en Madrid, y que reunió a 500 personas entre militantes y expertos, Jiménez afirmó que empiezan un camino que “no se construye contra nadie, que no tiene más enemigos que la desigualdad, la injusticia social, la falta de libertad; esos son nuestros enemigos”.

“Ese partido que tiene que construirse de manera autorreferenciada, que no se construye ni contra nadie ni desde nadie, que siempre ha sido un proyecto autónomo, libre, independiente, un proyecto que ha aspirado al liderazgo, que ha sido capaz de construir y dar respuesta completa a las necesidades de España en todos los terrenos”, como el económico y el social.

Agregó que se inicia un camino “contra los dogmatismo de la derecha y de los que han aparecido ahora dando soluciones fáciles para problemas complejísimos, demostrando que no saben ni lo que tienen entre manos”, en clara alusión a Podemos.

En esta defensa del proyecto socialista, Jiménez destacó que no han necesitado “referencias de otras fuerzas políticas”, sino que han sido “capaces de construir siempre” desde “la inteligencia, la humildad, la necesidad”, con aportaciones de cientos de miles de españoles que han llegado a ellos, como ahora, pese a que viven un “momento duro”, dijo en alusión a “la alianza de las fuerzas progresistas” por la que abogó Pedro Sánchez en la presentación de su programa político.

NUEVA ETAPA

Insistió en que ahora se abre un “nuevo tiempo” y se está ante un “nuevo comienzo”, en el que el PSOE debe ser capaz de presentarse ante los ciudadanos con “soluciones claras y creíbles”, “con un proyecto ilusionante, con un equipo que merezca la pena y con una oferta que signifique de verdad trasladar con claridad, con humildad y con contundencia que de nuevo el PSOE tiene un proyecto para lo mejor de España”.

Precisamente, en las conclusiones de la jornada el PSOE expone 17 puntos en los que manifiesta las líneas generales que abordarán en la ponencia que elevarán al 39 Congreso Federal de junio. En ese documento de 10 folios, el PSOE de define como “la izquierda posible, que tiene la vocación de volver a recuperar la ilusión de una mayoría de la sociedad española, que quiere volver a gobernar.”

Apuesta por “una economía mixta” que “acepta la economía de mercado, pero con mecanismos de intervención pública con el objeto de conseguir la mejora del bienestar y la participación de trabajadores libres e iguales”.

Para el PSOE, “el BCE debe incluir el pleno empleo como objetivo junto al de la estabilidad de precios”, “universalizar los derechos laborales” y una “regulación laboral que permita a las empresas adaptarse a un entorno cambiante y más competitivo y que permita a su vez un reparto equilibrado entre salarios y beneficios”.

No apuesta explícitamente por derogar la reforma laboral del PP, sino que indica que España necesita abandonar el modelo del "yo lo hago más barato" por el "yo lo hago mejor, diferente y competitivo".

RECUPERAR SALARIOS

En este terreno, el PSOE afirma que la reforma laboral del PP en 2012 ha provocado una caída de dos puntos del peso de los salarios en el PIB, por lo que “la prioridad a corto plazo no puede ser otra que recuperar el nivel de los salarios de 2011, que permita aumentar la recaudación del Impuesto sobre la Renta y las cotizaciones sociales en 10.000 millones de euros, permitiendo a su vez tapar el agujero que la reforma ha provocado en el sistema público de pensiones”.

El PSOE mantiene su apuesta por un ingreso mínimo vital, manteniendo la cobertura de otras prestaciones, cuando estas se hayan agotado, sin que ello impida la búsqueda de empleo.

En esta línea, otra de las metas del PSOE es “seguir subiendo el salario mínimo”, porque “si los jóvenes tienen salarios dignos, podremos pagar pensiones dignas”.

Respecto a las pensiones, el Partido Socialista defiende que el “IPC debe volver a ser la referencia para proteger la capacidad adquisitiva de las pensiones, especialmente las más bajas”.

BANCA PÚBLICA

Para los socialistas, el ICO (Instituto de Crédito Oficial) debería ser una agencia financiera pública de innovación y "potenciar a las pymes innovadoras con alto potencial de crecimiento y creación de empleo”, y “la banca pública rescatada debe priorizar la financiación de la actividad empresarial, especialmente de pymes y autónomos, innovadores y emprendedores”.

Asimismo, apuestan por “mantener” el “gran esfuerzo inversor” que se hizo en infraestructuras, que los puertos prioricen su suelo para uso industrial, y ve “conveniente el desarrollo del transporte de mercancías por ferrocarril y conectar los puertos con los polos industriales y los diques secos del exterior”.

Sin concretar, el PSOE aboga por “establecer una adecuada armonización fiscal en los tributos cedidos para evitar que una carga tributaria asimétrica pueda condicionar el lugar de residencia de personas o empresas”.

RENOVABLES Y CARBÓN

En el campo energético, apuesta por “aumentar la inversión en renovables”, “eliminar el impuesto al sol” y “regular el autoconsumo”. A su vez, afirma que “el carbón nacional es una reserva estratégica y tendrá su hueco térmico”.

Por último, mantiene el compromiso de que el IVA cultural “debe ser de nuevo reducido” e indica que en el “avance hacia una España federal, los ayuntamientos deberían tener una participación directa en la recaudación del IRPF”.

En su exposición final, José Carlos Díez abogó por una “renta mínima de último recurso” para que “nadie se sienta desprotegido” y un nuevo nuevo marco laboral que suponga “dar el gran salto de un ‘yo te lo hago más barato’ al 'yo te lo hago mejor', y con salarios dignos”.

Además, dirigió una “reivindicación permanente al Gobierno para que cumpla sus compromisos con las cuencas mineras”, porque “ya incumplió los planes de reindustrialización” y no ha “metido dinero”, dijo, lo que provocó el aplauso de los presentes.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris