Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Un millón de niños necesita ayuda tras tres años de guerra en Ucrania, según Unicef

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 17 de febrero de 2017, 11:50 h (CET)
MADRID, 17 (SERVIMEDIA)



Alrededor de un millón de niños necesita asistencia humanitaria urgente en Ucrania debido al conflicto en el este del país, que va entrar en su cuarto año. Esta cifra supone casi el doble que la del año pasado por estas fechas, según señaló este viernes Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

En pocos días se cumplirá el tercer aniversario del derrocamiento del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich tras las protestas del Euromaidán, en las que los manifestantes pedían un acercamiento hacia la UE. Grupos prorrusos protestaron contra el nuevo Gobierno y la República Autónoma de Crimea convocó un referéndum sobre su posible adhesión a Rusia y poco después declaró su incorporación al país dirigido por Vladimir Putin.

Unicef indicó que el aumento de 420.000 niños que necesitan ayuda urgente en el último año se debe a los constantes combates y al continuo deterioro de las condiciones de vida de la población en el este de Ucrania, donde 1,7 millones de personas están desplazadas; muchas familias han perdido sus ingresos, sus beneficios sociales y el acceso a atención sanitaria, y los precios han aumentado considerablemente, mientras que 740 escuelas han sido dañadas o destruidas.

“Ésta es una emergencia invisible, una crisis que la mayor parte del mundo ha olvidado”, explicó Giovanna Barberis, representante de Unicef en Ucrania, quien añadió: “Los niños en el este del país llevan tres años viviendo bajo la constante amenaza de combates y bombardeos impredecibles. Sus escuelas han sido destruidas, se han visto obligados a dejar sus hogares y se les ha cortado servicios básicos como la calefacción y el agua”.

PETICIÓN DE FONDOS

Unicef subrayó que las violaciones diarias del alto el fuego ponen en riesgo el bienestar de los niños y su seguridad física y psicológica, y que la situación es “especialmente grave” para los aproximadamente 200.000 niños que viven en un radio de 15 kilómetros a ambos lados de la ‘línea de contacto’ que separa las zonas (tanto las que controla el Gobierno como las que no), donde los combates son más intensos.

En esa zona, cerca de 19.000 niños se enfrentan al peligro constante de las minas y otros artefactos explosivos sin detonar. Además, otros 12.000 viven en comunidades que sufren bombardeos al menos una vez al mes y miles de menores se ven obligados de manera habitual a protegerse en refugios antiaéreos.

Unicef recalcó que los profesores, los psicólogos y los padres confirman que los niños muestran síntomas de una grave angustia psicosocial, como pesadillas, agresividad, aislamiento social y pánico causado por ruidos fuertes.

“Después de tres años terribles, los niños del este de Ucrania necesitan urgentemente una paz duradera para que este sufrimiento innecesario termine”, apuntó Barberis.

Unicef volvió a exigir a ambos bandos que se comprometan inmediatamente de nuevo al alto el fuego firmado en Minsk en agosto de 2015, que respeten el derecho internacional humanitario y que permitan el acceso humanitario ilimitado.

Esta agencia de la ONU hizo un llamamiento por valor de 31,3 millones de dólares (29,3 millones de euros) para proporcionar a los niños afectados por el conflicto y sus familias apoyo sanitario y nutricional, educación, agua potable, higiene y saneamiento y protección. Hasta ahora, sólo ha recibido un 10% de los fondos solicitados.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris