Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El pez de agua dulce más ‘maratoniano’ del mundo vive en Sudamérica

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 12 de febrero de 2017, 12:11 h (CET)
- Recorre hasta 11.600 kilómetros en su vida, distancia que duplica el ancho de Estados Unidos

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



Un equipo internacional de científicos ha confirmado que el dorado (‘Brachyplatystoma rousseauxii’), un bagre piscívoro que habita la cuenca del río Amazonas, tiene el récord de migración de peces de agua dulce más larga del mundo, al desarrollar un épico viaje durante su ciclo de vida que llega a ser el doble de la extensión de Estados Unidos.

El hallazgo, publicado en la revista ‘Scientific Reports-Nature’, es el resultado de la Iniciativa Aguas Amazónicas, liderada por la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, por sus siglas en inglés).

El estudio revela la historia de vida de cuatro de las grandes especies de peces que desovan en las cabeceras occidentales de la Amazonía, que al inicio de su ciclo de vida viajaron río abajo miles de kilómetros hasta el estuario, la zona de cría, donde el río Amazonas se encuentra con el océano Atlántico. Una de estas cuatro especies (el dorado) tiene un ciclo de vida migratoria de aproximadamente 11.600 kilómetros.

De casi dos metros de largo, este bagre amazónico es llamado ‘dorado’ por su piel entre plateada y dorada, y porque no tiene escamas. Este pez y otras tres especies estrechamente relacionadas están distribuidas en la cuenca del río Amazonas y se encuentran entre las más importantes especies comercializadas de la región.

Los autores del estudio advierten de que los planes de desarrollo de infraestructura, las represas, las operaciones mineras y la deforestación, especialmente en las cabeceras del Amazonas donde estos animales desovan, podrían poner en peligro a estas especies migratorias de larga distancia y a las industrias pesqueras que dependen de ellos.

"Ésta es la primera vez que una investigación científica ha evaluado la distribución completa de estas especies de peces, algunas de las cuales se extienden desde los Andes hasta el estuario del río Amazonas, en el océano Atlántico", apunta el principal autor del estudio, Ronaldo Barthem, del Museo Paraense Emilio Goeldi de Brasil.

AMENAZAS

Una de las mayores amenazas para el dorado y otras especies de peces es el desarrollo de proyectos de infraestructura en los Andes, que podrían afectar a las áreas de desove de este pez, que hace una de las migraciones de aguas dulce más largas del mundo, según añade el científico acuático Michael Goulding, coautor del estudio.

Mientras que las migraciones de peces como el salmón y las anguilas están bien documentadas, los movimientos migratorios del gran dorado han sido menos entendidos y poco documentados, aunque ya se sospechaba que hacía las migraciones de agua dulce más largas del mundo.

Para confirmar esta hipótesis, los investigadores mapearon los movimientos a larga distancia de cuatro especies de bagres (‘Brachyplatystoma rousseauxii’, ‘B. platynemum’, ‘B. juruense’ y ‘B. vaillantii’) utilizando información sobre la presencia de peces adultos, juveniles y larvas a través del Amazonas. Los científicos también analizaron estadísticamente las migraciones de peces juveniles y larvas río abajo, desde las cabeceras de los tributarios del Amazonas hasta las zonas de cría.

Los resultados del estudio revelaron que el dorado adulto, que viaja río arriba desde estuario del Amazonas, puede tardar entre uno y dos años para llegar a sus áreas de desove en los Andes o cerca de ellos. Los científicos también confirmaron que al menos otras dos especies de grandes bagres (‘B. platynemum’ y ‘B. juruense’) desovan cerca o en las estribaciones andinas y sospechan que hay otras especies también.

Los investigadores añaden que el nuevo estudio publicado sobre el gran bagre servirá como base para futuras investigaciones. El marcado de individuos y el análisis de isótopos en depósitos de calcio del oído interno de los peces pueden ser utilizados para estudiar las rutas migratorias de los grandes bagres y la temporalidad estacional de sus movimientos.

"Todavía quedan muchas preguntas sobre estos increíbles peces, como, por ejemplo, ¿por qué viajan hasta tan lejos para reproducirse? ¿Regresan al lugar de nacimiento para desovar?", subraya Goulding, quien añade: "Ahora contamos con una línea base que ayudará a dirigir la línea de la futura investigación y los esfuerzos de conservación.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris