Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Mayor Oreja: “Es un disparate el negocio que está detrás de los vientres de alquiler”

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 9 de febrero de 2017, 11:13 h (CET)
- Cree que no es necesario regular "la excepción"

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)



El presidente de la Federación Europea One of Us, Jaime Mayor Oreja, que también fue ministro del Interior con el Gobierno del PP de José María Aznar, muestra su rechazo a una posible ley de vientres de alquiler en España, asunto que está causando debate en las filas populares de cara al Congreso que celebran este fin de semana en Madrid.

“Me parece un disparate la mercantilización, el negocio y en definitiva el comercio que está detrás de los llamados vientres de alquiler”, afirma Mayor Oreja, que sostiene “que porque haya un caso extremo y concreto, en el límite de una situación”, no hay necesidad de crear una norma “para regular la excepción”.

“No se puede aducir que porque en algunos países, como Canadá, haya una regulación de los vientres de alquiler, hay que hacerlo aquí. Entre otras razones, hay más países europeos que en la actualidad no tienen esta regulación. Estamos perdiendo el norte en este tema y en otros, como la ideología de género, especialmente en España. No entiendo la necesidad de colocarnos a la vanguardia de este relativismo moral”, agrega, según informó en una nota la Federación Europea One of Us.

OTRAS VOCES

En la misma línea contra la denominada “maternidad subrogada” se colocan representantes de otras organizaciones de familia y en defensa de la vida. Es el caso de Mariano Calabuig, presidente del Foro Español de la Familia, para quien “esta práctica es un retroceso en materia de derechos humanos permitiendo la compraventa del niño que se gesta y admitiendo el alquiler del cuerpo de una mujer”.

Por su parte, Alicia Latorre, presidenta de la Asociación Española de Asociaciones Provida, considera “inmoral y contrario al respeto de los derechos humanos pretender normalizar una práctica que, de distinta forma, denigra y daña tanto a las personas implicadas (hijo, padres biológicos, ‘compradores’ y mujer cuyo vientre se ‘alquila’), como al Estado que lo consiente o mira para otro lado dejando que se pierda la conciencia social”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris