Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El activista chino ciego Chen Guangcheng lucha por los derechos de las personas con discapacidad de su país desde el exilio

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 5 de febrero de 2017, 14:53 h (CET)
MADRID, 05 (SERVIMEDIA)



El activista y disidente chino Chen Guangcheng, exiliado en EEUU, mantiene su lucha por la defensa de los derechos humanos en su país, incluidos los de las personas con discapacidad, ya que considera que son objeto de discriminación en numerosos ámbitos, entre ellos el de la formación, y "sin educación no se llega a ningún sitio", afirma con rotundidad en una entrevista a Servimedia.

Guangcheng, que perdió la vista por una enfermedad en la infancia, sufrió en 2012 arrestó domiciliario en China tras denunciar la vulneración de derechos humanos que sufrían numerosos colectivos en el país. Logró huir y refugiarse en la embajada de EEUU, país al que lograría trasladarse y en el que reside en la actualidad.

Relata que en la China rural de los años ochenta del siglo pasado no había ninguna perspectiva de futuro para las personas con discapacidad, situación a la que él no se resignó.

Explica Guangcheng que su familia asumió que "por ser ciego no iría a la escuela, ya que no había centros adaptados para personas ciegas y tenía prohibido acudir al colegio al que iban los otros niños". Sin embargo, decidió estudiar Medicina y alzar la voz contra las situaciones injustas que entendía se sucedían a su alrededor.

Esta lucha por defender los derechos de las personas con discapacidad y el levantar la voz contra otras "injusticias sociales" le costó golpes, secuestros, cárcel, aislamiento, amenazas hacia su familia y amigos, según denuncia, y finalmente el exilio a Estados Unidos.

Pero el camino no fue fácil. No aprendió a leer ni a escribir hasta los 18 años, pero aprendió a conocer el mundo "con mis otros sentidos y con la ayuda de mis hermanos y las historias de mi padre".

Aunque reconoce que la situación de las personas con discapacidad en China ha mejorado, cree que es necesario seguir luchando para seguir avanzando en derechos sociales y lograr mayores cotas de libertad.

"Sin educación no se llega a ningún sitio, por eso estudié la carrera de Medicina", explica Guangcheng, que también se ha formado en el ámbito del Derecho. De hecho relata su vida y sus vivencias en el libro 'El abogado descalzo'.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris