Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Pedro Sánchez aspira a ser como Felipe González en 1979, que dimitió y fue reelegido secretario general

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 4 de febrero de 2017, 14:41 h (CET)
- Avisa que "candidaturas puede haber muchas pero modelos de partido sólo hay dos: el de la Gestora y el de la militancia"

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)



El socialista Pedro Sánchez, ex secretario general del PSOE y aspirante a volver a liderar el partido, comparó su candidatura al Congreso Federal de junio con la que Felipe González presentó al histórico cónclave de esta formación en 1979, pues previamente dimitió, después salió reelegido como líder y a los tres años llegó a La Moncloa como presidente del Gobierno.

Sánchez hizo estas declaraciones durante un encuentro con militantes en Zaragoza, donde se vio desbordado por la afluencia de seguidores hasta el punto de solidarizarse con "los compañeros que están a las puertas y que no han podido entrar". Allí estuvo arropado por la diputada Susana Sumelzo, una de las más leales a sus ideas y que rompió la disciplina interna en la investidura de Mariano Rajoy para votar 'No' al candidato del PP.

En su intervención, defendió un "partido plural, diverso, abierto y participativo" que represente a una izquierda "coherente y creíble". Sánchez se mostró orgulloso de que "algunos voceros de la derecha hayan salido muy preocupados por si ganamos las primarias" del PSOE y lo atribuyó a que "al PP le preocupa la izquierda autónoma".

El ex secretario general del "No es no" explicó ante un grupo de afiliados entregados a sus ideas la coherencia de este eslogan y esgrimió que "el PSOE que dice no a Rajoy y que vota no a Rajoy" es un PSOE que da "un gran sí al cambio político y a la regeneración quenecesita nuestro país".

Además, reprochó a la Gestora del PSOE que preside el asturiano Javier Fernández que su abstención en la investidura de Rajoy no ha servido para cambiar nada en España porque permanece vigente la reforma laboral que, en su opinión, dejó sin trabajo a muchas personas y que ha empeorado las condiciones de muchos empleados.

COMO FELIPE GONZÁLEZ

Sánchez subrayó que ha decidido "dar un paso al frente" y presentar su candidatura a recuperar la Secretaría General del PSOE "porque no son tiempos de resignación sino que es un tiempo de compromiso" y advirtió de que el Congreso Federal de junio es "decisivo" porque el partido afronta "una encrucijada".

Proclamó que "hay dos caminos solo". "O gobierna el cambio o gobierna la derecha y nosotros damos un paso al frente porque no renunciamos a que el PSOE sea la fuerza política del cambio en nuestro país", dijo. "Este congreso es muy parecido al de 1979, cuando Felipe González dimitio y volvió como secretario general. En 3 años el PSOE se convirtió en alternativa y entonces ganamos las elecciones".

Sánchez se comparó con González porque en octubre renunció "a todos los cargos para defender el PSOE" y ahora pretende recuperar la "unidad" porque "nunca un socialista será nuestro adversario". "Democracia sí, pero partido. Competición sí, pero entre compañeros", apostilló.

Adujo que el sistema político español estaba cambiando en aquella época de manera similar al actual. Entonces el PSOE necesitaba adaptarse a un nuevo tiempo hasta el punto de renunciar a que el marxismo fuera su ideología oficial y ahora hace falta "reafirmar nuestro espacio en un sisterma político que ha cambiado" y que requiere "un PSOE fuerte y ganador".

Sánchez lamentó que dentro del partido "algunas veces cuesta decir que el PSOE es de izquierdas" y afirmó con rotundidad "pues sí" lo es. "Ser de izquierdas en la España del siglo XXI en la que aparecen falsos profetas con pelo naranja. Nosotros tenemos raíces y principios que nos atan al presente y nos permiten mirar al futuro. Esos principios son los de la revolución francesa", recordó.

El ex secretario general del PSOE censuró el respaldo de la Gestora al Gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy al entender que "la gran coalición va contra el ser y la historia socialista", al advertir de que los militantes no aceptan "la vieja fórmula de elegir sin votar una candidatura única elegida por arriba" y, sobre todo, al sentenciar que "candidaturas puede haber muchas pero modelos solo hay dos: el de las Gestora y el nuestro con un partido participativo de la militancia".

Sánchez diferenció así dos bandos en la carrera por el liderazgo del partido y situó su candidatura en un extremo y en el contrario la de sus adversarios: el exlehendakari Patxi López, que hace semanas que anunció su deseo de optar al cargo, y la andaluza Susana Díaz, que da muestras de querer presentarse pero que no tiene previsto hacerlo oficial hasta primavera.

En este clima de división, Sánchez aseguró que quiere la "unidad" del PSOE pero "la llave de esa unidad la tienen los militantes" que deben elegir en las primarias convocadas para el mes de mayo. "Si este proyecto gana exigiremos lealtad al resto de los compañeros y si perdemos nos exigiremos la misma lealtad", puntualizó.

Por último, Sánchez enumeró las diez ideas que defiende para el PSOE: unido, autónomo y libre de injerencias, de izquierdas y no de centro, coherente y creíble, de liderazgos compartidos pero con dirigentes con dedicación exclusiva, que sea la fuerza que vertebre España ante la tensión independendista en Cataluña, que sea referente del feminismo y el ecologismo, comprometido con los servicios sociales públicos, que vuelva a ser la referencia de los jóvenes, y que vuelva a ser la fuerza política del cambio.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris