Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La asesora nutricional Ángela Quintas apuesta por "los trasplantes fecales como revolución del futuro alimentario"

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 2 de febrero de 2017, 13:03 h (CET)
MADRID, 02 (SERVIMEDIA)



La asesora nutricional Ángela Quintas, licenciada en Ciencias Químicas, indicó hoy que "el trasplante fecal de microbiota, antiguamente denominada 'flora intestinal', de una persona delgada a una obesa puede revolucionar el futuro de la alimentación".

Quintas señaló, en declaraciones a Servimedia, que "numerosos estudios están comprobando que el trasplante fecal de microbiota de una persona delgada a una persona obesa puede ayudar a que ésta mejore su macrobiota intestinal y adelgace. Solo falta saber cómo convencer a la gente para que tome pastillas creadas con heces".

Este tema lo desarrolla Quintas en el libro 'Adelgaza para siempre. De forma fácil, saludable y definitiva', recientemente publicado y que "busca que la gente entienda qué pasa en su cuerpo cuando ingieres los alimentos, para tenerlo en cuenta en su vida diaria".

APRENDER A COMER

Destacó que "para adelgazar no hay que fijarse en las kilocalorías de los alimentos, hay que aprender a comer cambiando los hábitos alimenticios".

Para conseguir un "peso saludable", la autora propone cinco reglas a seguir: "Combinar hidratos (todo lo que nace de la tierra) con proteínas (todo lo que vuela, nada, salta); no abusar del hidrato líquido, como son los zumos de fruta o el gazpacho; comer cada tres o cuatro horas; no dejar pasar más de una hora desde que te levantas hasta la primera ingesta de alimentos y no hacer deporte en ayunas".

"Una dieta no consiste en quitarse de determinadas cosas o sustituir comidas, como indican algunas 'dietas milagro' que están de moda", indicó. "La idea es comer varias veces a lo largo del día y basarlo en la combinación de proteínas e hidratos".

"La gente, a la hora de consumir un producto debería fijarse en el componente principal, que es el primero que aparece en la etiqueta. Hay que comprobar si es hidrato o proteína y mirar si tiene azúcar añadido y las grasas que contiene", agregó.

Por otra parte, alertó de que "el índice de obesidad en niños es muy alto y eso es debido a la cantidad de alimentos procesados que consumen. Parece antiguo, pero lo mejor que se le puede dar a un niño es un bocadillo acompañado de una fruta".

"Además, también está aumentando el número de personas jóvenes con diabetes tipo 2, ya que se consume azúcar e hidratos de carbono de manera descontrolada", añadió.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris