Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Economía

Unesa afirma que la eólica es ya una energía convencional, con precios cercanos a los de las energías tradicionales

Agencias
@DiarioSigloXXI
jueves, 5 de mayo de 2011, 14:19 h (CET)
MADRID, 05 (SERVIMEDIA)



El presidente de la patronal de la industria eléctrica (Unesa), Eduardo Montes, afirmó este jueves que la energía eólica se encuentra en "un punto muy interesante de su curva de madurez" y recriminó a las demás energías renovables "que no hayan hecho lo mismo". Para Montes la eólica es ya una energía convencional, con precios que se aproximan a los de las energías tradicionales.

Durante la celebración de una jornada sobre "La Industria eólica. Impulso para la sostenibilidad" (organizada por MCA-UGT), Montes defendió que la eólica es "una tecnología de futuro" y está muy bien adaptada al mercado, con precios cercanos a la media del "pool" (si este está en unos 50 euros por megavatio por hora -MWh-, la eólica está en unos 70 euros por MWh, frente a los 350 euros por MWh de tecnologías como la solar térmica).

"Su precio no es sustancialmente superior, y tengo la confianza de que se irá igualando poco a poco". Además, mencionó que, al contrario de lo que sucede con otras energías renovables (como la solar), "la eólica está detrás de un 47% de la generación del régimen especial, pero sólo se come un 28% de las primas".

Para Montes, la eólica es ya una energía convencional, con precios que se aproximan a los de las energías tradicionales. De hecho, auguró que la potencia eólica será pronto mayor o igual que la nuclear. Según sus datos, actualmente hay 200.000 gigavatos (GW) de potencia eólica instalados en el mundo, frente a 375.000 GW nucleares.

Los puntos fuertes de la generación eólica son, según el presidente de Unesa, que es una energía no emisora de CO2 ni agresiva para el medio ambiente, que es autóctona, que hay sitio sufiente para instalarla (en tierra y en mar) y que hay bastante capital para invertir en ella. Además, es una industria que "crea trabajo" y en la que España tiene una posición de liderazgo. Por contra, la eólica también plantea "limitaciones", como la que entraña el hecho de que "el viento no sopla siempre".

Esto hace necesario contar con energías de respaldo que garanticen el suministro cuando no hay viento, ya que la electricidad no se puede almacenar en cantidades "razonables".

De este modo, la eólica precisa de redes de distribución sofisticadas que permitan su integración, interconexiones (para exportar la energía sobrante) y la existencia de centrales térmicas disponibles.

En este sentido, defendió que "hay que pagar por tener unas centrales térmicas que se enciendan cuando falla la eólica". A su juicio, es necesaria una retribución razonable para que se pueda mantener la actual estructura de integración de las renovables en el mix.

"Tenemos muchas centrales y muy buenas, pensadas para funcionar 7.000 horas al año, y en 2010 funcionaron 2.000 horas. Eso es malo, porque hay muchas centrales sin funcionar, que no se amortizan", dijo. Añadió que "arrancar y parar es lo más caro" para estas plantas, de modo que la energía que generan es más cara ahora. "Es absolutamente necesario mantener la térmica para respaldar al parque eólico", dijo.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris