Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El Ártico es más vulnerable al deshielo y las tormentas que hace 20 años

Agencias
@DiarioSigloXXI
sábado, 17 de diciembre de 2016, 12:12 h (CET)
MADRID, 17 (SERVIMEDIA)



El hielo del Ártico es ahora más propenso al derretimiento y a las tormentas que hace 20 años, lo que amenaza su papel como moderador del clima del planeta, según un estudio de un equipo de investigadores que estuvieron casi medio año en un barco como parte de una expedición invernal en la región.

El calentamiento global está siendo particularmente duro en el Ártico, donde la cobertura del hielo al final del verano de este año no llegó a la mitad que en la década de los 70 del siglo pasado, según informó la Universidad Estatal de Washington (Estados Unidos).

"Muchas de las cosas que experimentamos nos sorprendieron", dijo Mats Granskog, científico investigador del Instituto Polar Noruego y científico jefe del proyecto N-ICE2015, quien añade: "Vimos que el nuevo Ártico, con hielo marino mucho más delgado de sólo tres a cuatro pies de espesor (entre 0,9 y 1,2 metros), funciona de forma muy diferente al Ártico que conocíamos hace sólo 20 años, cuando el hielo era mucho más grueso".

Aunque no pueden vincular específicamente sus observaciones a corto plazo con el cambio climático, los investigadores del N-ICE2015 temen que la reducción de la cobertura y espesor del hielo marino lleve a una fusión aún mayor, la llamada ‘amplificación del Ártico’.

La mayor parte de la energía solar que llega a la nieve y al hielo marino en el Ártico se refleja de nuevo en el espacio, pero cuando la nieve y el hielo son reemplazados por aguas más oscuras y abiertas, la mayor parte de la energía se absorbe y, a su vez, ayuda a derretir más hielo.

Los investigadores señalan que lo que queda de hielo en esa zona del planeta, más delgado y joven que hace dos décadas, es particularmente vulnerable porque se mueve más rápido, se rompe más fácilmente y está más sometido a los vientos y las tormentas, según Granskog.

TORMENTAS INVERNALES

Por su parte, Von Walden, profesor de ingeniería civil y ambiental de la Universidad Estatal de Washington, estuvo un mes en el proyecto N-ICE2016 y ayudó a documentar las primeras observaciones sobre cómo las tormentas invernales afectan el equilibrio energético superficial del hielo marino joven y delgado. Vio cómo los fuertes vientos movían el hielo, haciendo hincapié en él y rompiéndolo.

Así, una tormenta de invierno elevó la temperatura de la superficie de -4,4 a 0ºC en menos de 48 horas, mientras que la humedad en el aire aumentó 10 veces. Estas tormentas también traen nubes, factores todos ellos que calientan significativamente la superficie en un momento en que no hay luz solar en el Ártico.

Amelie Meyer, oceanógrafa del Instituto Polar de Noruega, vio cómo las tormentas pueden mover el hielo tan rápido que el agua a 4,4ºC se elevó hasta decenas de metros para derretir la parte inferior del hielo. En el verano, hasta 0,25 metros de hielo podrían derretirse en un día.

En un momento dado, los científicos vieron grandes extensiones de hielo romperse en pocas horas, lo que les obligó a gatear e incluso vadear a través del agua congelada para recuperar su equipo.

Los investigadores también observaron la primera proliferación del fitoplancton bajo el hielo cubierto de nieve. Las floraciones tradicionales bajo el hielo del Ártico tienden a hundirse en el océano profundo y a secuestrar el carbono en una especie de ‘bomba de carbono’, pero esa floración no se hundió tanto como se esperaba debido a las diferentes algas que crecieron en ella.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris