Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El planeta tiene más de 600.000 trozos separados por carreteras y caminos

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 16 de diciembre de 2016, 13:50 h (CET)
- Sólo un 9% están protegidos

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)



La superficie terrestre del planeta está dividida en más de 600.000 fragmentos separados por carreteras y caminos, de los que más de la mitad tienen menos de un kilómetro cuadrado, según un trabajo realizado por un equipo internacional de 10 investigadores.

Para realizar el estudio, publicado en la revista ‘Science’, los científicos utilizaron datos de 36 millones de kilómetros de carreteras y caminos a través de los paisajes de la Tierra y detectaron más de 600.000 trozos de terreno, de los que sólo un 7% superan los 100 kilómetros cuadrados (la tundra y los bosques boreales de América del Norte y Eurasia, y áreas tropicales de África, América del Sur y el sureste de Asia) y apenas un 9% de ellos están protegidos.

El estudio indica que las carreteras y los caminos han hecho posible que los seres humanos accedan a casi todas las regiones, pero esto tiene un coste ecológico muy alto para el ámbito natural del planeta porque reducen gravemente la capacidad de los ecosistemas para funcionar eficazmente y de proveer los servicios vitales para la supervivencia.

Pese a los esfuerzos internacionales para conservar el patrimonio, grandes extensiones de valiosas áreas sin caminos o carreteras permanecen sin protección. Los investigadores indican que la agenda de sostenibilidad de la ONU para 2030 no reconoce la relevancia de las áreas sin estas vías en las reuniones que mantiene sobre los objetivos de esa agenda.

Además, apuntan que los caminos y las carreteras presentan muchos problemas a la naturaleza. Por ejemplo, interrumpen el flujo de genes en las poblaciones de animales, facilitan la propagación de plagas y enfermedades, y aumentan la erosión del suelo y la contaminación de ríos y humedales, además de la libre circulación de personas por el desarrollo de vías en áreas anteriormente remotas, lo que las expone a la tala ilegal, la caza furtiva y la deforestación. Además, las carreteras desencadenan la construcción de otras adicionales y la posterior modificación de los paisajes naturales, un fenómeno que el estudio denomina como “desarrollo contagioso”.

"Nuestro mapa global proporciona una guía sobre la ubicación de las áreas sin carreteras más valiosas. En muchos casos representan las vías restantes de ecosistemas funcionales extensos y son de importancia clave para los procesos ecológicos, como la regulación del ciclo hidrológico y el clima", dice Pierre Ibisch, de la Universidad de Eberswalde para el Desarrollo Sostenible (Alemania) y autor principal del estudio.

DATOS INCOMPLETOS

Los investigadores utilizaron una gran base de datos generada a través de ‘crowdsourcing’ (externalización abierta de tareas) con la plataforma OpenStreetMap. "Ésta fue la mejor fuente de información disponible para producir un mapa global para las áreas sin carreteras, aunque era claro para nosotros que los datos eran incompletos. Nuestras cifras sobreestiman las áreas sin carreteras y sabemos que muchas de las áreas ya han desaparecido o se han reducido en tamaño”, explica Monika Hoffmann, también de la Universidad de Eberswalde para el Desarrollo Sostenible y coautora del estudio.

Por su parte, Nuria Selva, del Instituto de Conservación de la Naturaleza de la Academia Polaca de Ciencias, apunta que “todas las carreteras afectan al medio ambiente de alguna forma, incluyendo las vías de extracción de madera y caminos de tierra menores, y los impactos se pueden sentir mucho más allá del borde de la carretera”.

"A medida que los caminos continúan expandiéndose, existe una necesidad urgente de una estrategia global para la conservación, restauración y monitoreo efectivos de las áreas sin carretera y de los ecosistemas. Instamos a los gobiernos a evitar la costosa construcción de carreteras en áreas remotas, lo que sería ecológicamente desastroso", concluye Ibisch.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris