Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Inmovilizadas 32 toneladas de productos sanitarios y de cosmética caducados

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 16 de diciembre de 2016, 09:21 h (CET)
MADRID, 16 (SERVIMEDIA)



Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en La Rioja están investigando a cinco personas por la presunta autoría en un delito contra la salud pública, al existir pruebas suficientes que demuestran su participación en la intermediación, suministro, depósito y venta de productos químicos, sanitarios y de cosmética caducados. Hasta el momento han sido inmovilizadas más de 32 toneladas de estos productos.

Según informó este viernes el Instituto Armado, los implicados son una mujer de 71 años natural y vecina de Bilbao, dos varones de 65 y 35 años naturales de La Rioja y vecinos de Calahorra y otros dos varones de 48 y 66 años, de nacionalidad española y residentes en Barcelona y Figueras (Girona).

La 'Operación Empicol', que se está desarrollando en La Rioja y Cataluña con la colaboración de la Consejería de Salud de la Comunidad de La Rioja (Dirección General de Prestaciones y Farmacia), ha permitido hasta ahora inmovilizar en una nave de Calahorra más de 32 toneladas de productos con la fecha de caducidad ampliamente sobrepasada en años, además de encontrarse en deficientes condiciones higiénico sanitarias que no los hace aptos y seguros para su uso.

RIESGO PARA LA SALUD

La salida al mercado de este material hubiera supuesto, según la Guardia Civil, un riesgo para la salud de los consumidores, ya no solo por su caducidad y mal estado, sino también porque la mayoría de ellos se encontraban mezclados y almacenados junto a diferentes productos químicos altamente inflamables, corrosivos e irritantes.

Los investigadores del Seprona han constatado que los productos intervenidos proceden de una nave industrial ubicada en la localidad de Vilamalla (Girona) y su traslado hasta el almacén de Calahorra corrió a cargo de una empresa gestora de residuos tóxicos y peligrosos con sede en Barcelona. Esta empresa, en vez de gestionar los productos como residuo (destrucción), los vendió a uno de los investigados, que contó con la intermediación del resto de implicados.

El destino final de los artículos intervenidos, entre los que hay vendas, tiritas, botiquines, mascarillas quirúrgicas, pintalabios, cremas de cara, contorno de ojos, productos de limpieza del hogar, tintes para ropa, quitamanchas, ambientadores y pegamentos, iba a ser Rumanía y Mauritania, además de diferentes mercadillos y bazares de España.

Por ello, se están llevando a cabo inspecciones en este tipo de comercios, tanto en La Rioja como en provincias limítrofes, que han servido para localizar, precintar e inmovilizar, en un bazar de Bilbao, una gran cantidad artículos de cosmética caducados que fueron vendidos por la investigada al propietario del establecimiento.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris