Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El PP acusa a Rubalcaba de dividir a la Policía

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 4 de mayo de 2011, 09:53 h (CET)
MADRID, 04 (SERVIMEDIA)



El diputado del PP Ignacio Cosidó acusó hoy al vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de crear una "división interna" en la Policía, tras preguntarle si avala el informe en el que el director adjunto operativo del Cuerpo, Miguel Ángel Fernández-Chico, contradice al del comisario Carlos G. sobre la investigación del "caso Faisán".

En su pregunta en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Cosidó, que esta vez sustituyó a su compañero Ignacio Gil Lázaro en el planteamiento del caso, comenzó recordando que hoy "se cumplen cinco años de un día infame" y afirmando que decir que el chivatazo a ETA "tuvo una motivacion política", la de salvar la negociación con la banda, ya "no es una infamia sino una constatación".

Tras este parlamento, el diputado popular preguntó a Rubalcaba si sigue apoyando la labor del equipo de investigación liderado por Carlos G. o el informe de Fernández-Chico que la desacredita. Sin embargo, la pregunta registrada por escrito hacía solamente referencia a este último, y a ella se atuvo el ministro para contestar que Fernández-Chico "es un excelente policia y sus informes merecen todo el respeto".

En su réplica, Cosidó dijo que no le extraña que Rubalcaba "no quiera comparecer" para hablar del caso, ya que parecen sobrarle un turno y medio. Además, denunció que los informes policiales arrojan "dos versiones distintas" ante las que Rubalcaba se pone "absolutamente de perfil". Pero fue el diputado popular quien exigió al ministro que "no juegue a enfrentar a la Policía", pues "bastante daño le ha hecho" con el "caso Faisán".

Cosidó terminó recalcando que Rubalcaba es "el último responsable" de todo lo que ocurre en la Policía, y que "no vale apropiarse de todos los éxitos" policiales y, cuando hay agentes imputados por colaboración con banda armada, "ponerse a mirar al techo del Hemiciclo". E insinúó que su silencio sobre el tema es una "táctica exculpatoria" en un asunto que, finalizó, "cada vez más se está convirtiendo en el 'caso Rubalcaba'".

El vicepresidente contestó recordando que en octubre el PP criticó al comisario Carlos G., cuyo informe parece respaldar ahora, y a Interior por ascenderle y darle una medalla pese a estar implicado en el chivatazo. Este ejemplo le valió para reiterar su denuncia habitual de que para el PP los policías son buenos o malos según le convenga lo que digan o hagan, algo que Rubalcaba definió como "una indecencia política".

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris