Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Amnistía denuncia que los trabajadores del Mundial de Qatar 2022 siguen “a merced de jefes explotadores”

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 12 de diciembre de 2016, 16:37 h (CET)
MADRID, 12 (SERVIMEDIA)



Amnistía Internacional (AI) afirma que los cambios de la nueva legislación laboral de Qatar, que entra en vigor este lunes, son “superficiales” y seguirán dejando a los trabajadores, entre ellos los que construyen los estadios y las infraestructuras de la Copa del Mundo de Fútbol de 2022, “a merced de jefes explotadores y en riesgo de convertirse en víctimas de trabajos forzosos”.

En un informe titulado ‘¿Nuevo nombre, viejo sistema? La nueva ley de empleo de Qatar y abuso de trabajadores migrantes’, AI detalla las deficiencias de la “exigua reforma laboral” que, según el Gobierno, transformará aspectos clave del sistema de patrocinio del país.

El documento advierte de que el riesgo de trabajo forzoso y otros abusos “sigue siendo alto” para los migrantes, incluidos los que construyen los estadios de la Copa del Mundo, las infraestructuras de transporte y otras instalaciones esenciales como los hoteles.

“Puede que esta nueva legislación elimine la palabra ‘patrocinio’, pero deja el mismo sistema básico intacto. Es bueno que Qatar haya aceptado que sus leyes estaban alimentando el abuso, pero estos cambios inadecuados seguirán dejando a los trabajadores a merced de jefes explotadores”, dijo James Lynch, director adjunto del Programa sobre Asuntos Temáticos Globales de Amnistía Internacional.

Lynch indicó que persisten “los problemas principales que conducen al abuso” porque, “en la práctica, los empleadores aún pueden impedir que los trabajadores migrantes abandonen el país” y la nueva norma facilita que los empresarios confisquen los pasaportes de sus empleados. “Lo trágico es que muchos trabajadores piensan que esta nueva ley supone el fin de su calvario”, añadió.

Amnistía señaló que la FIFA, sus patrocinadores y los gobiernos extranjeros que buscan lazos comerciales con Qatar “no pueden y no deben utilizar esta reforma para afirmar que el problema del abuso laboral de los migrantes se ha resuelto” porque los empleados “correrán un riesgo grave de sufrir abusos contra los derechos humanos” si no hay más reformas.

TRES DISPOSICIONES

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) decidirá el próximo mes de marzo si Qatar está haciendo lo suficiente para prevenir el trabajo forzoso. AI advirtió de que la nueva legislación no introduce cambios significativos “en la relación de explotación entre empleadores y trabajadores”.

La nueva ley sustituye a la Ley de Patrocinio de Qatar, de 2009, generalmente identificada como la principal causante de la situación de abuso que sufren los trabajadores migrantes, pero Amnistía apuntó que estos “corren aún riesgo de explotación, incluido el trabajo forzoso” con tres disposiciones de la norma: necesitan el permiso de su jefe para cambiar de trabajo, sin el cual se enfrentan a cargos penales por “fuga” si lo hacen durante el contrato; precisan de un permiso de salida para abandonar el país que los empleadores pueden bloquear, y estos pueden quedarse con los pasaportes de sus empleados, algo que era ilegal hasta ahora.

Por ello, Amnistía Internacional pide a Qatar que lleve a cabo “una reforma sistemática de su legislación laboral que suprima de modo inequívoco los permisos de salida, prohíba completamente la confiscación del pasaporte y libere a los trabajadores y trabajadoras del requisito de obtener el permiso de sus empleadores para cambiar de trabajo”.

Lynch comentó que “los abusos seguirán manchando la reputación de la FIFA y su Copa del Mundo, a menos que presiones para lograr cambios estructurales en la relación entre empleadores y trabajadores migrantes”, ya que, en el ecuador de los preparativos para el Mundial de Fútbol de 2022, “las autoridades qataríes no han hecho lo suficiente para resolver los problemas de derechos humanos que han sido claramente documentados”.

Se prevé que las obras relacionadas con la Copa del Mundo alcancen su apogeo en los próximos dos años, con la construcción de al menos ocho estadios, hoteles, redes de transporte y otras infraestructuras.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris