Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

Cospedal preside mañana los actos de la Patrona de Infantería en la Academia de Toledo

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 7 de diciembre de 2016, 17:42 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, presidirá mañana los actos de celebración de la Inmaculada Concepción, patrona del Arma de Infantería, que tendrán lugar en la Academia de Infantería de Toledo.

La titular de Defensa estará acompañada por el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (jeme), general Jaime Domínguez Buj, y otras autoridades civiles y militares en un acto que tiene su origen en el Milagro de Empel.

El Milagro de Empel tuvo lugar entre los días 7 y 8 de diciembre de 1585 durante la Guerra de los Ochenta Años cuando tuvo lugar un enfrentamiento entre un Tercio viejo del Ejército español, compuesto por 5.000 efectivos y comandado por el maestre de campo Francisco de Arias y Bobadilla, y una flota de diez naves de los Estados Generales de los Países Bajos al mando del almirante Filips van Hohenlohe-Neuenstein.

El 7 de diciembre combatía en la isla de Bommel, situada entre los ríos Mosa y Waal, bloqueada por la escuadra holandesa. La situación era desesperada para el Tercio español a lo que había que sumar la escasez de víveres y la ropa mojada.

ARMAS Y ESTANDARTE

Ante esta situación, el almirante holandés propuso a los españoles la rendición con honores conservando armas y estandarte. A este ofrecimiento, el maestre de campo español replicó: “Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos”.

Ante esta respuesta, los holandeses abrieron los diques de los ríos para inundar los campos enemigos. Sólo quedó el monte de Empel donde se refugiaron los miembros del Tercio. Uno de los soldados españoles comenzó a cavar una trinchera encontrándose con una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción.

Considerando el hecho como una señal divina, los soldados se encomiendan a la Virgen. Aquella noche un viento helado hace que las aguas del río se hielen.

Los soldados españoles, marchando sobre hielo, atacaron a la escuadra enemiga al amanecer del 8 de diciembre y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante holandés llegó a decir: “Tal parece que Dios es español al obrar para mí tan gran milagro".

Desde entonces, la Inmaculada Concepción fue patrona de los tercios españoles y desde el 12 de noviembre de 1892, de la infantería española.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris