Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Europa se desforestó hace 20.000 años con incendios provocados por humanos

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 5 de diciembre de 2016, 11:22 h (CET)
MADRID, 05 (SERVIMEDIA)



Los incendios forestales a gran escala iniciados por los cazadores-recolectores prehistóricos hace alrededor de 20.000 años son probablemente la razón por la que Europa no es actualmente más densamente boscosa, según un estudio de un equipo internacional de investigadores.

El estudio, publicado en la revista ‘Plos One’ y realizado por Jed Kaplan, de la Univeresidad de Lausana (Suiza), y Jan Kolen, de la Universidad de Leiden (Países Bajos), entre otros, indica que los cazadores-recolectores posiblemente provocaran incendios forestales en la fase más fría de la última Edad de Hielo para crear pastizales para atraer animales salvajes y facilitar la recolección de alimentos vegetales y materias primas, así como las migraciones.

Los investigadores combinaron análisis de las acumulaciones de cieno en la Edad de Hielo y simulaciones por ordenador con nuevas interpretaciones de datos arqueológicos, y señalan que los cazadores de toda Europa, desde España hasta Rusia, eran capaces de alterar el paisaje.

Este primer impacto a gran escala de los seres humanos en el paisaje y la vegetación habría tenido lugar más de 20.000 años antes de la revolución industrial. La Edad de Hielo se presenta a menudo como una era del frío extremo y de la nieve que fue gobernada por los mamuts, el bisonte y los osos gigantes, pero los científicos indican que los humanos también eran capaces de tener un impacto significativo en el paisaje.

Las reconstrucciones de la vegetación a base de polen y restos vegetales de lagos y pantanos sugieren que Europa tenía una vegetación de estepa abierta, pero las simulaciones por ordenador basadas en ocho posibles escenarios climáticos muestran que, bajo condiciones naturales, el paisaje en grandes áreas de Europa habría sido mucho más densamente arbolado.

Los investigadores concluyen que los seres humanos deben haber sido responsables de ese cambio y encontraron evidencias en las huellas del uso del fuego en los asentamientos cazadores de este periodo y en las capas de cenizas en el suelo.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris