Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

El PSOE define una campaña "ideológica" centrada en visualizar "las diferencias entre la izquierda y la derecha"

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 1 de mayo de 2011, 12:01 h (CET)
MADRID, 01 (SERVIMEDIA)



El PSOE ha definido para las elecciones del próximo 22 de mayo una campaña "muy ideológica" con la que pretende convencer a los electores de "las diferencias que hay entre que gane la izquierda o gane la derecha".

Fuentes de la dirección socialista explicaron a Servimedia que la campaña será "muy territorial", es decir, con mensajes muy adaptados a cada ciudad o comunidad autónoma en la que hay elecciones, de forma que los electores perciban propuestas concretas que afectan a su vida diaria.

Quieren huir de una campaña "en clave nacional" y reiteran una y otra vez que los protagonistas en las urnas son los candidatos en ayuntamientos y comunidades autónomas.

Sin embargo, el Comité Electoral ha trazado una estrategia en la que participarán todos los dirigentes federales y casi todos los miembros del Gobierno, con el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, a la cabeza.

Fue el propio Rodríguez Zapatero el que días atrás dijo a su Comisión Ejecutiva que la campaña tenía que ser "ideológica" para confrontar con lo que considera "una deriva radical" del PP materializada en las últimas semanas por algunos de sus portavoces.

Esa campaña "ideológica" se traducirá en explicar, en cada pueblo y en cada mitin, "que no es lo mismo un gobierno progresista que un gobierno de derechas", ya sea en una pequeña localidad, en una gran ciudad, en una comunidad autónoma, o en el conjunto del Estado.

Llevado al mensaje territorial, los candidatos en los lugares donde el PSOE gobierna, se centrarán en hacer balance de una gestión basada en el fomento de los servicios públicos, la extensión de derechos y las políticas sociales; y donde es oposición, en formular propuestas concretas sobre esos mismos ejes.

En ambos casos pondrán en valor la gestión del Gobierno de Rodríguez Zapatero y su repercusión en ayuntamientos y comunidades autónomas, y lanzarán el mensaje de que todas esas políticas de igualdad y de solidaridad, peligran con gobiernos de derechas.

Los candidatos socialistas echarán mano de la gestión del PP en Madrid, Comunidad Valenciana o Murcia, donde, aseguran, con el argumento de la crisis se han "desmantelado" políticas sociales y descuidado principios básicos de la igualdad de los ciudadanos en servicios esenciales como la educación o la sanidad.

La comparación de la gestión de unos y otros en clave ideológica reiterará también el reproche a un PP "insolidario" con el Gobierno de España en los momentos más duros de la crisis económica.

Desde el Ejecutivo y desde la dirección federal del PSOE insisten en denunciar que el PP ha "torpedeado" reformas esenciales para que España remonte la crisis económica bajo la tesis de que cuanto peor le vaya al país más opciones de ganar las generales en 2012.

El ejemplo del que tirar lo ha brindado Portugal, donde, dicen los socialistas, ha ocurrido lo que a muchos en el PP les hubiera gustado que pasara en España el pasado mes de mayo, cuando el principal partido de la oposición se opuso al plan de ajuste y jugó, según denuncian, con las graves consecuencias que el rechazo a esas medidas hubiera acarreado para la economía del país.

De aquella votación se cumple este mes un año, y los socialistas echarán mano de ella a modo de ejemplo de lo que el PP está dispuesto a hacer con tal de desgastar al Gobierno y ganar las elecciones.

En el PSOE asumen que ETA estará también en la campaña porque el PP no parece dispuesto a renunciar a sus críticas al Gobierno, dirigidas especialmente contra el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Por ello, en el PSOE están preparados también para defender a Pérez Rubalcaba como el ministro que más en apuros ha colocado a la banda terrorista y creen, además, que los datos son tan contundentes, que por sí solos desmontan las acusaciones del PP.

Por ello, en este asunto, en el Comité Electoral hay firmes defensores de "dejar que el PP hable" todo lo que quiera, porque la mayoría de los ciudadanos no tienen ninguna duda de la firmeza del Gobierno frente a ETA y de las exigencias que se han planteado a la izquierda abertzale.

Esa tesis se ha impuesto, al menos de momento, y prueba de ello es el vídeo que el PSOE incluyó en el primer programa semanal de su televisión en Internet, en el que pretenden visualizar "la hipocresía" del PP en ese ámbito, y lo hacen únicamente con declaraciones de los propios dirigentes del PP.

El PSOE hará miles de actos durante las dos semanas de campaña, pero en 202 de ellos habrá algún miembro del Gobierno o de la dirección federal, que no coincidirán entre ellos para repartirse por todo el territorio durante los quince días.

Rodríguez Zapatero protagonizará diez de esos actos, con cierre en Madrid y sin el tradicional gran mitin en Barcelona, porque esta vez los socialistas catalanes han querido hacer una campaña "muy municipalista" y han prescindido de los dirigentes federales, incluida la ministra Carme Chacón.

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris