Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Nacional

(Ampliación) Investidura. Rajoy ofrece “negociar cuanto sea necesario” y reclama “el mismo compromiso” al resto de líderes

Agencias
@DiarioSigloXXI
miércoles, 26 de octubre de 2016, 20:12 h (CET)
-Admite que habrá “dificultades” y dice estar dispuesto a “soportar los sacrificios que sean necesarios”

-Reconoce que tendrá que buscar “colaboraciones” porque un Gobierno en minoría no tiene “la fortaleza” que España necesita

-Habla de la necesidad de llegar a pactos en pensiones, educación, empleo, financiación y corrupción

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)



El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, subrayó este miércoles que si logra ser investido estará “abierto al diálogo” y prometió “negociar cuanto sea necesario” todas las decisiones que tenga que tomar de ahora en adelante, ya que tiene “asumido” que tendrá que construir “una mayoría” para la gobernabilidad “cada día”. Asimismo, reclamó al resto de líderes políticos que adquieran “el mismo compromiso”.

Rajoy lanzó este mensaje durante su discurso de investidura ante el Pleno del Congreso, donde el sábado espera ser investido presidente gracias a la abstención del PSOE, que el fin de semana acordó en una reunión a puerta cerrada del Comité Federal facilitar un segundo mandato del líder de los populares para evitar que las elecciones generales se repitan por tercera vez en menos de un año.

“Tengo asumido que cada día tendremos que construir una mayoría para la gobernabilidad”, sentenció Rajoy, para seguidamente agregar que “para eso necesitamos un Gobierno abierto al diálogo” y aseguró que justamente eso es lo que ofrece al resto de grupos parlamentarios para que la XII Legislatura pueda funcionar.

En este sentido, el líder del PP se comprometió a hacer cuanto esté en sus manos para que los partidos constitucionalistas puedan “trabajar de forma conjunta” por “el bien” de los españoles. “No me faltará tiempo para escuchar ni atender las inquietudes de sus señorías”, aseveró.

“BUSCAR COLABORACIONES”

Constató que un Gobierno en minoría no dispone por sí mismo “ni de la fortaleza ni de la estabilidad que España necesita” y, en consecuencia, “tendrá que buscar colaboraciones para conseguirlas”. “No sé qué dificultades surgirán en el camino del futuro Gobierno. Sin duda, no serán pocas ni pequeñas”, admitió, para a continuación decir que está dispuesto a “afrontarlas”.

“Debemos asumir la necesidad de diálogo, no como un peaje incómodo, sino como una oportunidad de consolidar reformas amplias y duraderas”, reclamó, para a renglón seguido pedir que se dejen “de lado las consignas propias de la pugna electoral” para avanzar en el diseño “de las soluciones a los problemas de nuestros compatriotas”.

Rajoy subrayó que es su “deber” poner fin a esta situación de interinidad política y “evitar nuevas elecciones”. “Lo hago tan pronto como he percibido que las circunstancias han cambiado”, expresó, y añadió que este es un “deber” de todos llegar a acuerdos a partir de ahora, lo cual “no supone que se fuerce la voluntad de nadie ni que nadie tenga que renunciar a sus principios”.

Asimismo, advirtió al resto de líderes políticos y diputados de que sacar adelante la XII Legislatura es una “responsabilidad compartida”. “Lo que espero de todos es que asuman el mismo compromiso”, indicó Rajoy, al tiempo que constató que el PP está dispuesto a “soportar los sacrificios que sean necesarios” para dar a los españoles “el Gobierno que la sociedad reclama”.

“IMPRESCINDIBLE EL CONSENSO”

Por ello, invitó a todos los grupos parlamentarios a abordar “en común” algunas materias “que reclaman imperiosamente el consenso de todos” por afectar directamente al interés general de los españoles. “Es imprescindible que nos pongamos de acuerdo en lo que hay que hacer para llegar a entendimientos en los principales asuntos de Estado”, sentenció.

“Estoy hablando de esas grandes cuestiones cuya vigencia excede, con mucho, de un periodo de sesiones o de una legislatura, y que marcan la vida de un país durante generaciones”, apostilló, antes de señalar que se abre en España la “oportunidad” de dar “una solución compartida y estable” a los futuros retos.

Entre estos “grandes retos”, aludió al envejecimiento de la población, el futuro de los jóvenes, la gestión de las migraciones, la plena igualdad entre hombres y mujeres —incluida la conciliación y la erradicación de cualquier forma de violencia contra la mujer—, el cambio climático o la incorporación de los nuevos avances científicos y tecnológicos.

EL EMPLEO COMO META

Durante su discurso de investidura, Rajoy ofreció cinco grandes acuerdos, cimentados en las pensiones, el modelo educativo, el empleo, la financiación autonómica y la corrupción. Rajoy incidió en que el empleo “es la meta de nuestra política económica” y también el “requisito imprescindible para poder mantener y mejorar el Estado de Bienestar”.

La creación de empleo, explicó, no sólo depende de aplicar “buenas políticas de empleo”, sino de saber “mantener el crecimiento económico y consolidar la recuperación”. “Depende de perseverar en la política económica que nos ha permitido un cambio de rumbo y no dar marcha atrás en aquellas reformas que nos están permitiendo crear medio millón de empleos al año”.

“Todos los grupos de este Parlamento han manifestado su preocupación por el sistema de pensiones. Yo les propongo que hagamos de esa preocupación común el marco de un diálogo para fortalecerlo”, declaró el candidato a la investidura propuesto por el Rey.

Dicho esto, el jefe del Ejecutivo en funciones anunció que, si obtiene la confianza de la Cámara en esta investidura, pedirá a los grupos parlamentarios “la convocatoria inmediata del Pacto de Toledo antes de final de año”.

“DIÁLOGO SOCIAL”

Explicó que se propone “dar un giro y un impulso al diálogo social”. Por ello, prometió que convocará “de inmediato” a los interlocutores sociales para “abordar nuevas medidas que fortalezcan la creación de empleo, la asistencia a desempleados de larga duración, la implantación de la Garantía Juvenil, así como la sostenibilidad del sistema público de pensiones”.

Sobre el modelo educativo, reseñó que se abre la oportunidad de lograr, “definitivamente”, un pacto nacional por la Educación. “Les invito a que trabajemos con ánimo constructivo por un modelo estable, que atienda a las necesidades de cada uno de los alumnos y que garantice la igualdad de oportunidades”.

“Con esos objetivos, en el primer mes de Gobierno, tal y como acordé con Ciudadanos, propondré a esta Cámara la creación de una subcomisión parlamentaria (sobre educación) que permita la elaboración de un acuerdo consensuado en el plazo de seis meses”, explicó.

“FINANCIACIÓN TERRITORIAL SUFICIENTE”

También aludió a la necesidad de llegar a un acuerdo sobre financiación autonómica. “Sugiero a todos los grupos de esta Cámara y muy singularmente al PSOE que, al igual que el PP, gobierna en buena parte de las comunidades autónomas, abramos la negociación de un sistema de financiación territorial estable y suficiente”, dijo.

Según Rajoy, es necesario poner en marcha “un modelo que asegure la igualdad y la solidaridad entre los españoles y preserve los servicios públicos de contingencias, como puedan ser los ciclos electorales y las épocas de bonanza o de recesión económica”. En este sentido, aseguró que su Gobierno abordará de inmediato los trabajos preparatorios para convocar una Conferencia de presidentes autonómicos en el Senado.

Por último, dentro de estos grandes retos, mostró su “compromiso con la limpieza de la vida pública” y precisó que está “abierto a promover cuantas reformas sean necesarias para reforzar la confianza de los ciudadanos en la política”. Además, recodó que su compromiso con Ciudadanos para promover un conjunto de medidas para luchar contra la corrupción sigue “vigente ahora”.

CATALUÑA

Rajoy también afirmó que está dispuesto a negociar con Cataluña una “mejor solidaridad interterritorial” pero advirtió de que para ello es condición 'sine qua non' “el respeto a la legalidad”. Proclamó que uno de sus principales empeños y compromisos como presidente del Gobierno será “defender la soberanía nacional” frente al desafío secesionista de partidos catalanes que promueven la independencia de una parte de España del conjunto del país.

Apuntó que al mismo tiempo buscará “el entendimiento entre los grupos que comparten la defensa de los principios que recoge la Constitución” y garantizó que también insistirá en demostrar su “disposición al diálogo y a la cooperación con la Generalitat de Cataluña”.

“Estoy dispuesto a buscar fórmulas que acomoden mejor la necesaria solidaridad interterritorial. Pero el primer paso hacia soluciones que sean más justas pasa por el respeto a la legalidad y a los derechos de todos los españoles”, esgrimió.

Al finalizar su intervención ante el Pleno del Congreso de los Diputados, que duró aproximadamente 50 minutos, y ante las preguntas de los periodistas en los pasillos de la Cámara, el presidente del Gobierno en funciones remarcó que espera del resto de fuerzas con representación parlamentaria “sensatez, la responsabilidad y el compromiso”.

“Eso es lo que espero, otra cosa es que mis esperanzas se concreten en eso”, admitió el todavía jefe del Ejecutivo en funciones, quien hizo hincapié en que no depende sólo de él que España pueda contar con un Gobierno con capacidad para gobernar y hacer frente a los grandes retos que el país tiene que afrontar.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris