Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Economía
    

Cerca de 230.000 personas encontraron empleo gracias al Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 21 de octubre de 2016, 17:23 h (CET)
- Desarrollado por Fundación ONCE, Cáritas, Cruz Roja y Fundación Secretariado Gitano

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)



Cerca de 230.000 personas encontraron empleo en España gracias al Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación del Fondo Social Europeo que se desarrolló entre los años 2000 y 2015.

Representantes de las cuatro compañías presentaron este viernes, junto con la directora general de Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas, Carmen Casero López, los resultados logrados en el programa desarrollado durante esos 15 años por las cuatro entidades con la financiación del Gobierno de España y del Fondo Social Europeo que impulsa la Comisión Europea.

Durante ese período, atendieron a 850.000 personas vulnerables y en situación de exclusión y consiguieron empleo para 230.000. Además, promovieron más de 1.000 iniciativas de creación de empresas y empleo autónomo.

Esta labor conjunta por el empleo de las personas más vulnerables fue posible con el apoyo del Gobierno español y del Fondo Social Europeo, junto al efecto multiplicador aportado por los recursos propios de cada una de las organizaciones participantes y a la creación de una amplia red de apoyo en la que han participado empresas e instituciones sociales de toda España.

Este programa es una iniciativa única en Europa, que ha recibido a lo largo de estos años numerosos premios y reconocimientos. Asimismo, ha sido reseñado por la Comisión Europea en múltiples ocasiones como ejemplo de buenas prácticas y de innovación social.

Una evaluación independiente promovida por las cuatro organizaciones participantes en este programa, que ha movilizado cerca de 700 millones de euros y que cuenta con un capital humano especializado de 1.600 profesionales y 29.000 personas voluntarias, ha demostrado que el empleo de estos recursos es una buena inversión social, pues por cada euro invertido se produce un retorno de 1,4 euros.

Fundación ONCE, Cáritas, Cruz Roja, y Fundación Secretariado Gitano demostraron, con la acción desarrollada todos estos años, que invertir en la inserción socio-laboral de los grupos vulnerables no contribuye solamente a alcanzar los objetivos de la Estrategia Europa 2020 de aumentar el empleo y reducir la pobreza y exclusión social, sino que permite aumentar los ingresos públicos vía impuestos y cotizaciones sociales, lo que supone un ahorro en el gasto social y un impulso a la dinamización de la economía.

En el actual período de ejecución de 2014-2020, los reglamentos exigen que el 20% de los recursos del Fondo Social Europeo se dedique a personas vulnerables y en exclusión.

De esta manera, la experiencia acumulada por estas cuatro entidades y su capacidad para dar respuesta a las necesidades de estos grupos, las sitúa como actores clave en la ejecución de las acciones del nuevo Programa Operativo de Inclusión Social y de la Economía Social (Poises).

FUNDACIÓN ONCE

En su intervención, el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso, calificó el Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación de “gran alianza con el Gobierno y la Unión Europea” y recalcó que son “aliados” del Gobierno para desarrollar programas.

Martínez Donoso comentó que “hace 16 años nadie pensaba que éramos capaces de conseguir lo que hemos conseguido” y destacó que han trabajado con 220.000 personas con discapacidad de las cuales 55.000 son mujeres “que se enfrentan a doble discriminación”.

Entre las medidas tomadas en este periodo, el director general de la Fundación ONCE destacó el apoyo llevado a cabo por la organización a los deportistas paralímpicos, que tienen una pronta jubilación y en muchos casos no tienen formación académica o laboral. Por ello, desarrollaron el programa ADO Empleo.

Martínez Donoso apuntó que “vamos por el buen camino” y añadió que “lo que nos queda es seguir con esta alianza y seguir trabajando con los colectivos más vulnerables y apoyarnos en la Unión Europea. Por último, señaló que “tenemos un reto por delante” y auguró que “dentro de unos años haremos un balance positivo del trabajo que haremos en estos años”.

Durante su intervención, Casero López, agradeció a los trabajadores de las cuatro organizaciones el trabajo desarrollado en los últimos 15 años y saber adaptarse a "los distintos cambios y circunstancias de la sociedad española en general”.

En este sentido, destacó la capacidad de adaptarse y de trabajar con gente “con la que no siempre es fácil hacerlo”, “siempre con la óptica del empleo y la formación, con ambición de una sociedad española más integradora y tolerante”.

“El Gobierno de España siempre ha tenido muy presente que la colaboración público-privada ha sido, es y tiene que seguir siendo uno de los pilares más importantes a la hora de poder avanzar con el mundo de la discapacidad, de los gitanos o de cualquier persona que sufra cualquier tipo de discriminación o estén en situación de exclusión social”, aseveró.

TOLERANCIA Y GENEROSIDAD

Por ello, recalcó su agradecimiento a las cuatro entidades porque “son un ejemplo de tolerancia y generosidad” y apuntó que “estamos ante un nuevo reto poniendo en marcha un nuevo programa operativo en el que queremos seguir avanzando, aunque queda mucho camino por recorrer, un camino que queremos hacer junto con todos ellos”.

Por su parte, la directora del Área de Gestión y Administración de Cáritas, María Dolores Orellana, señaló que esta jornada era “un momento de reflexión y de poner en valor el trabajo en este programa”.

Orellana destacó que, gracias al programa, Cáritas recibió un apoyo financiero “muy importante”, que ascendió hasta los 104 millones de euros, que la organización ha usado para seguir haciendo “lo que de verdad queremos hacer y nos gusta hacer”.

En este sentido, recordó que Cáritas “siempre ha priorizado el trabajo con la personas más excluidas y desfavorecidas, y esta financiación nos hace estar más cerca de las personas que necesitan un apoyo directo”.

Además, últimamente la organización “ha dado un paso más en innovación, apostando por empresas de inserción, donde 50 empresas han dado oportunidades de trabajo a más de 1.300 personas”.

El coordinador de Cruz Roja Española, Antoni Bruel i Carreras, comentó que el objetivo de las cuatro organizaciones es la gente “más abandonada y apartada” y recordó que este tipo de acciones no son políticas, sino doctrinas” y se alegró de que hayan perdurado en el tiempo a pesar de los distintos gobiernos.

Bruel i Carreras informó que su organización empezó coordinando colectivos y que gracias a este proyecto han apoyado y estado con 201.000 personas. Además, se han formado A 99.000 y han logrado 88.200 contratos de trabajo. Además, comentó que están generando un modelo de itinerarios y gestión que les lleva a pensar que podrán ayudar a más personas.

El coordinador de la organización indicó que el trabajo integral y común “ya no es discutible” y valoró el proyecto conjunto “que ha dado mucho más de lo que esperaban hace 15 años”.

Por su parte, el director general de la Fundación Secretariado Gitano, Isidro Rodríguez, calificó el programa como “muy valioso e innovador” y añadió que, por eso, “debemos cuidarlo y protegerlo”. “Para una ONG es un lujo porque aporta estabilidad y capacidad diferente”.

El director general de la FSG comentó que desde el año 2000 llevan trabajando para la incorporación de los gitanos al mundo laboral pero “no queríamos empleo de cualquier manera, queríamos ser asalariados”.

“Hemos ido aprendiendo en el tiempo a adaptarnos a las empresas y, por ello, hemos tenido muy buenos resultados en todo el territorio nacional y hemos conseguido grandes resultados, con la incorporación de casi 5.000 gitanos al año en 76 localidades españoles”.

Por último, se alegró por las “transformaciones profundas que se han logrado y que ya no tienen retorno, que ha logrado una sociedad mucho más igualitaria y cohesionada”. Por tanto, “es un programa para celebrarlo”, concluyó.

MEJORAR LA VIDA DE LAS PERSONAS

Por último, Emma Toledano-Laredo, de la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea, destacó la “labor encomiable” de las cuatro organizaciones “por mejorar la vida de las personas”.

Además, se mostró muy contenta “porque en el contexto de adversidad que se vivió en el difícil periodo entre 2007 y 2013, las empresas participantes han continuado contratando y formando a personas en riesgo de exclusión”.

Para terminar, quiso reconocer el “esfuerzo y el valor de las empresas colaboradoras y de las personas que siguen luchando o han luchado por conseguir un empleo a pesar de las adversidades”.

Durante la jornada tuvieron especial protagonismo las personas beneficiarias y las empresas colaboradoras, que han puesto voz y rostro a los resultados del programa en el marco de una mesa de buenas prácticas impulsadas a través del mismo.

En la clausura del acto, la ministra en funciones Fátima Báñez estuvo acompañada por el vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán; el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río; el presidente de la Fundación Secretariado Gitano, Pedro Puente; y el vicepresidente de Cruz Roja Española, Francisco Javier Gimeno.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris