Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

La ONU insta a Liberia a frenar las violaciones sexuales y castigar a sus autores

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 14 de octubre de 2016, 12:30 h (CET)
- Son el segundo delito grave más frecuente en el país

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)



Naciones Unidas apremió este viernes a Liberia a actuar contra las violaciones sexuales a mujeres y niñas, debido al “nivel muy alto” de casos documentados en los 15 condados de la nación, en parte como legado de un reciente conflicto civil de 14 años tras el cual el país se está reconstruyendo, y a combatir la impunidad generalizada de la que gozan actualmente sus autores.

Esta petición figura en un informe de la Misión de las Naciones Unidas en Liberia (Unmil, en sus siglas en inglés) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, elaborado con información recogida por funcionarios de derechos humanos de esta organización entre enero de 2015 y marzo de 2016.

El informe indica que todos los condados de este país registraron en ese tiempo “un nivel muy alto” de violaciones, con 803 casos el año pasado. “La violación es el segundo delito grave más frecuente en Liberia”, apunta.

La ONU señala que esta alta incidencia de las violaciones en Liberia se debe en parte a un legado que dejó la guerra civil de entre 1999 y 2003. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 61,4% y el 77,4% de las mujeres y las niñas del país fueron violadas durante el conflicto, pese a lo cual no ha habido ninguna responsabilidad penal de crímenes de guerra para sus autores.

El informe señala que esa impunidad aún continúa porque sólo un 2% de las violaciones y los casos de violencia sexual y basada en el género registrados el año pasado terminaron con una condena de sus autores.

Naciones Unidas subraya que las víctimas de las violaciones no alcanzan la justicia debido a múltiples problemas, entre ellos la debilidad institucional, la corrupción, la falta de la debida diligencia por parte del Gobierno y las limitaciones logísticas y financieras.

“Estos factores combinados han dado lugar a una cultura generalizada de impunidad de la violencia sexual y basada en el género, en particular para la violación, poniendo a mujeres y niñas en continuo riesgo grave de violencia sexual”, subraya el informe.

Otras barreras para las víctimas de violación son la influencia indebida de los actores tradicionales, las actitudes culturales y patriarcales, y los estereotipos de género. No obstante, la ONU ya pidió a las autoridades liberianas el pasado mes de diciembre que actuaran sobre algunas prácticas tradicionales y culturales que violan los derechos humanos, como la mutilación genital femenina, la iniciación forzada en sociedades secretas, las acusaciones de brujería, las ordalías o ‘juicios de Dios’ y los asesinatos rituales.

LA MAYORÍA CONOCEN A LA VÍCTIMA

Además, la presión social para resolver las disputas de manera informal al margen de los tribunales es también un importante obstáculo para la justicia. "En el contexto de Liberia, las víctimas se enfrentan a retos en cada paso del proceso si intentan mantener que sus agresores son penalmente responsables", indica el informe.

La gran mayoría de los autores de violación en Liberia son hombres mayores de 18 años que conocen a la víctima, miembros de la comunidad y, en algunos casos, familiares cercanos. “La vergüenza de acusar a un miembro de la comunidad o de la familia de violación impide que la mayoría de las víctimas informen del caso", señala.

El informe también dice que cerca del 80% de las víctimas de violaciones documentadas por la ONU en Liberia en 2015 eran menores de 18 años, entre ellas al menos cinco niñas menores de cinco años.

Naciones Unidas recuerda a Liberia que es parte de tratados e instrumentos internacionales de derechos humanos por los que tiene la obligación de combatir la violación y la violencia basada en el género. Según el informe, la incapacidad del Gobierno para asegurar la responsabilidad penal de los autores en estos casos indica que “Liberia no está cumpliendo con sus obligaciones de derechos humanos".

El informe ofrece recomendaciones al Gobierno y a otras partes interesadas nacionales e internacionales y de Naciones Unidas para combatir de forma urgente las violaciones en Liberia, como la mejora de la lucha contra la impunidad con recursos y capacidades adicionales, incluyendo una oficina del fiscal de delitos sexuales; el desarrollo de la investigación forense, la armonización de las disposiciones de violación en el Código Penal y la promulgación de una ley contra la violencia doméstica que tipificaría como delito la violación conyugal.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris