Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Sociedad
    

Un estudio sugiere que retrasar el primer embarazo aumenta las posibilidades de tener cáncer de mama

Agencias
@DiarioSigloXXI
viernes, 7 de octubre de 2016, 10:00 h (CET)
MADRID, 07 (SERVIMEDIA)



"En los últimos años hemos observado un aumento del número de casos de cáncer de mama gestacional, asociado probablemente al retraso de la edad del primer embarazo. El perfil de la paciente es el de una mujer con un embarazo tardío, después de los 30 años, y en la que se observa un rápido crecimiento tumoral”, aseguró este viernes el doctor Juan de la Haba, oncólogo médico y director de la Unidad de Mama e Investigación Clínica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Además, la mitad de los casos de cáncer de mama gestacional son tumores basales, los más agresivos y difíciles de tratar. Si bien es una situación clínica poco frecuente (representa entre el 6% y el 15% de los tumores de mama en mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 44 años), se ha observado una incidencia creciente en los últimos años que podría estar asociada al retraso en la edad del primer embarazo, sostiene un estudio del Grupo Geicam de Investigación en Cáncer de Mama, presentado en el marco del Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO 2016), que se celebra en Copenhague (Dinamarca).

En la investigación han participado 70 pacientes pertenecientes a tres centros españoles: el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, el Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y el Hospital Clínico Universitario de Valencia.

El cáncer de mama gestacional se puede desarrollar durante el embarazo o en el primer año posterior al parto, siendo una situación clínica poco frecuente que representa entre el 6 y el 15% de los tumores de mama en pacientes con edades comprendidas entre los 24 y los 44 años.

El doctor De la Haba, miembro de Geicam, destacó que estos tumores son más difíciles de detectar. “En el embarazo son frecuentes los cambios en la mama, por lo que cualquier bulto sospechoso se suele atribuir a la gestación. El diagnóstico de un cáncer de mama durante el embarazo supone un gran impacto emocional para la mujer y su entorno", indicó.

En cuanto al tratamiento, tras el período crítico para el feto, que concluye en el primer trimestre, “existen opciones terapéuticas eficaces que podemos emplear durante el embarazo sin incrementar de manera significativa el riesgo para el bebé ni la madre. Salvo la radioterapia, que en algunos casos puede provocar que se adelante la fecha prevista de parto, y algunas quimioterapias, el resto de terapias y tratamientos se administran con normalidad”, agregó este experto.

El embarazo representa un factor protector frente al cáncer de mama, sobre todo cuando se produce a edades tempranas. Sin embargo, pasados los 30 años la gestación está asociada a un incremento del riesgo de desarrollar un tumor.

El doctor De la Haba destacó que “la maduración del tejido mamario finaliza con el primer embarazo y la lactancia. Sin embargo, cuando la gestación se retrasa -algo frecuente en las sociedades occidentales- las células han estado expuestas a diferentes carcinógenos durante mucho tiempo y es posible que el embarazo estimule el crecimiento anómalo de esas células ya dañadas previamente”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris