Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Igualdad Animal graba “miseria y sufrimiento” en granjas de cerdos premiadas del Reino Unido

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 31 de mayo de 2016, 19:00 h (CET)
MADRID, 31 (SERVIMEDIA)



Igualdad Animal señaló este martes que ha grabado en el interior de tres granjas de cerdos comunes del Reino Unido seleccionadas aleatoriamente y ha descubierto “miseria y sufrimiento” en todas ellas, incluida una de la que es dueña la presidenta ejecutiva de la industria porcina, que recibió el premio MBE por el trabajo realizado en favor del bienestar de estos animales.

El trabajo, grabado durante los últimos cuatro meses, revela que las condiciones en la industria porcina “no han cambiado nada” desde la investigación que Igualdad animal llevó a cabo en granjas de cerdos británicas en 2012.

La ONG indicó que una granja de Lincolnshire, que pretenece a Meryl Ward, presidenta de la BPEX y líder de la industria, que fue premiada con el MBE en 2013 por “mejorar el bienestar de los cerdos”, tenía a estos animales “inundados por el estiércol, que les llegaba por las rodillas”.

Los investigadores también grabaron a cerdas de cría con “úlceras enormes” en los costados y en los hocicos, un gran número de cerditos muertos y moribundos, un cerdo con un prolapso rectal que estaba siendo mordisqueado por otros y todos confinados en “corrales inhóspitos de hormigón”, así como el proceso rutinario de amputación de los rabos, que se dejaban tirados en los pasillos para acabar pudriéndose. Según Igualdad Animal, esta empresa suministra a Co-op y Sainsbury’s.

Por otro lado, una granja de Dorset, propiedad de la premiada JMW Farms, que suministra a Tesco y a Asda, los investigadores grabaron cerdas encerradas en minúsculos corrales individuales (una práctica prohibida en el Reino Unido desde 1999), cerdos confinados en recintos inhóspitos “con profundas heridas en las orejas provocadas por los mordiscos de sus compañeros por el aburrimiento”, un cerdo muerto al que otros se estaban comiendo, cerdas de cría con “úlceras enormes” en los costados y hocicos, y “un gran número de cerditos muertos y moribundos”.

En una tercera granja, también en Dorset, el grupo halló cerdos de engorde en corrales abarrotados, inhóspitos y con el suelo inundado de heces y alimento líquido, además de un cerdo muerto abandonado durante la noche en el pasillo de una unidad de engorde, con el riesgo que de propagación de enfermedades.

CONDICIONES “TERRIBLES”

Toni Shephard, directora ejecutiva de Igualdad animal en el Reino Unido, indicó que en este país “se informa constantemente a la población británica de que las granjas del país cumplen las exigentes normas de bienestar animal”.

“Sin embargo, cuando granjas premiadas obligan a los cerdos a vivir en unas condiciones tan terribles, en corrales hoscos, con las madres encerradas en jaulas en las que no pueden cuidar a sus crías, que a menudo mueren a su lado, queda reflejada la mentira de esa afirmación. Si estas granjas con sus premios, sus MBE y sus contratos lucrativos con supermercados son las mejores que gestiona la industria, podemos imaginarnos lo terribles que serán las condiciones en las granjas ‘corrientes’”, explicó.

Según el veterinario Andrew Knight, profesor de Bienestar Animal y Ética en la Universidad de Winchester, que vio las imágenes obtenidas en estas tres granjas, “ninguna persona razonable puede no sentirse horrorizada al ver las condiciones que han de soportar estos animales altamente inteligentes y sensibles”. “Los consumidores quedarían impactados si supieran la verdad de las condiciones en las que se cría a estos cerdos”, añadió.

Igualdad Animal subrayó que los cerdos son animales muy inteligentes, por lo que normativa de la UE y del Reino Unido exige que se les faciliten elementos de enriquecimiento para evitar el aburrimiento y el estrés, que ha de ser en forma de material manipulable, como paja, heno o virutas de madera.

Dado que los cerdos aburridos pueden dañarse los unos a los otros (normalmente mordiéndose los rabos), proporcionar enriquecimiento es esencial para reducir tanto el sufrimiento físico como el psicológico, según Igualdad Animal, que añade que la amputación del rabo (para evitar lesiones) ha de hacerse en última instancia cuando todas las demás medidas, en las que ha de incluirse el enriquecimiento y más espacio, ya se hayan intentado.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris