Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

El vertido de petróleo en el Golfo de México en 2010 llegó al fondo del mar

Agencias
@DiarioSigloXXI
martes, 31 de mayo de 2016, 11:10 h (CET)
MADRID, 31 (SERVIMEDIA)



Los contaminantes del derrame de petróleo en la plataforma ‘Deepwater Horizon’, gestionada por BP en el Golfo de México y que acabó hundida en abril de 2010 después de una explosión, se quedaron en el fondo marino meses después de que el crudo fuera eliminado o dispersado de la superficie.

Así lo afirma un estudio realizado por investigadorse del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty, de la Universidad de Columbia y del Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de California en Santa Bárbara (Estados Unidos), y publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

El estudio detalla que restos de crudo, el hollín de la quema de manchas de petróleo y contaminantes de los lodos de perforación, junto con algas microscópicas y otros desechos, descendieron durante cinco meses como una “tormenta de nieve sucia” hasta el fondo del mar, con lo que las sustancias tóxicas de la columna de agua y del lecho marino no procedían del petróleo natural filtrado en el Golfo, sino de la plataforma ‘Deepwater Horizon’, con lo que pudieron entrar en la cadena alimenticia y afecta posiblemente a peces y corales en aguas profundas.

Los resultados de la investigación sugieren que los efectos ecológicos de los vertidos de petróleo podrían durar más de lo que se pensaba anteriormente.

“Sabíamos que los contaminantes del petróleo pueden ser transportados hacia abajo por la ‘nieve marina’, pero no esperábamos que permanecieran en el agua durante mucho tiempo”, apunta Yan Beizhan, autor principal del estudio.

TRAMPAS DE SEDIMENTOS

Los investigadores emplearon diversas técnicas de ‘huellas dactilares’ para demostrar que los hidrocarburos en el agua procedían de la plataforma y no de filtraciones naturales de petróleo debido a la presencia de bario y de compuestos de olefina, dos componentes clave en las perforaciones de petróleo. “Es algo así como una prueba irrefutable de la fuente de los contaminantes”, añade Beizhan.

Aunque es difícil de medir exactamente la cantidad de petróleo derramado que acabó en el fondo marino, Uta Passow, oceanógrafa biológica en la Universidad de California en Santa Bárbara apunta que podría ser “probablemente más del 10%, incluso más del 15%”.

Entre el 20 de abril y el 15 de julio de 2010, más de 750.000 toneladas de crudo se derramaron de la plataforma ‘Deepwater Horizon’, lo que supone el mayor vertido de petróleo en la historia de Estados Unidos. Parte del hidrocarburo se recuperó, se evaporó o fue quemado deliberadamente en la superficie. A pesar de que el hidrocarburo fue indetectable en las aguas superficiales en unas pocas semanas, las consecuencias medioambientales más profundas no estaban claras porque los mecanismos que los transportan al fondo del océano no se conocían bien.

Para realizar el estudio, los investigadores desplegaron una trampa de sedimientos a unos siete kilómetros de la plataforma desde agosto de 2010 hasta octubre de 2011 y detectaron que el hollín continuaba hundiéndose dos meses después del incendio y otros contaminantes, entre ellos el bario, lo hacían durante cinco meses.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris