Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Sólo 39 países tienen leyes que protegen la lactancia materna, según la OMS y Unicef

Agencias
@DiarioSigloXXI
lunes, 9 de mayo de 2016, 15:40 h (CET)
MADRID, 09 (SERVIMEDIA)



Apenas 39 países en todo el mundo tienen leyes que protegen adecuadamente la lactancia materna, dos más que en 2011, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Red Internacional de Grupos pro Alimentación Infantil (Ibfan, por sus siglas en inglés).

De los 194 países analizados en el informe, 135 han adoptado algún tipo de medida legal relacionada con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna y con las resoluciones posteriores aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud, frente a 103 en 2011, cuando se realizó el anterior análisis. Sin embargo, sólo 39 cuentan con leyes que ponen en vigor todas las disposiciones del Código, dos más que hace cinco años.

En general, los países más ricos están a la zaga de los más pobres. La proporción de naciones con una legislación en consonancia con el Código es más alta en los Asia suroriental (36%, con 4 de 11), seguida de África (30%, con 14 de 47) y el Mediterráneo oriental (29%, 6 de 21). América (23%, 8 de 35), el Pacífico occidental (15%, 4 de 27) y Europa (6%, 3 de 53) tienen una menor proporción de países con legislaciones afines al Código.

Entre los países que tienen leyes sobre la comercialización de los sucedáneos de leche materna, apenas supera la mitad los que prohíben lo suficiente la publicidad y la promoción, menos del 50% no permite el suministro a los centros de salud de productos gratuitos o a bajo coste de sucedáneos de leche materna, poco más de la mitad prohíbe regalos a los trabajadores de la salud o miembros de sus familias y menos del 50% prohíbe los reclamos de ventajas nutricionales y de salud de los productos destinados a los niños de al menos un año.

La OMS y Unicef recomiendan alimentar a los bebés sólo con leche materna durante sus primeros seis meses de vida, después de lo cual deben seguir recibiéndola (además de comer otros alimentos seguros y nutricionalmente adecuados) hasta los dos años o más.

En ese contexto, los Estados miembro de la OMS se han comprometido a aumentar al menos un 50% la tasa de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida para 2025, como parte de un conjunto de objetivos globales en favor de la alimentación.

SUCEDÁNEOS DE LECHE MATERNA

El Código pide a los países que protejan la lactancia materna poniendo fin a la comercialización inadecuada de los sucedáneos de leche materna (incluida la leche de fórmula infantil), los biberones y las tetinas, y también tiene como objetivo garantizar que los sucedáneos de la leche materna se utilicen de manera segura cuando sean necesarios.

Además, prohíbe todas las formas de promoción de sucedáneos de la leche materna, incluida la publicidad, la entrega de regalos a los trabajadores de la salud y la distribución de muestras gratuitas, e indica que las etiquetas no pueden promover ventajas nutricionales o de salud ni incluir imágenes que idealicen la leche de fórmula infantil, que debe incluir instrucciones claras sobre cómo usar el producto y llevar mensajes sobre la superioridad de la lactancia materna respecto de la leche de fórmula, y los riesgos que supone no amamantar.

“Resulta alentador ver que ha aumentado el número de países que han aprobado leyes para proteger y fomentar la lactancia materna, pero todavía hay muchos lugares donde se desborda a las madres con información errónea o sesgada a través de la publicidad y la promoción de ventajas sin fundamento sobre la salud. Esto puede distorsionar las percepciones de los padres y madres, y socavar su confianza en la lactancia materna, con el resultado de que muchos niños no reciban sus beneficios”, dijo Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición para la Salud y Desarrollo de la OMS.

El comercio de los sucedáneos de la leche maternamueve casi a 45.000 millones de dólares (39.500 millones de euros) de ventas anuales en todo el mundo y se calcula que aumentará en más de un 55% en 2019, hasta alcanzar los 70.000 millones de dólares (61.400 millones de euros).

“La industria de sucedáneos de leche materna es sólida y próspera, por eso la batalla para aumentar la tasa de lactancia materna exclusiva en el mundo es una tarea muy difícil, pero el esfuerzo merece la pena”, comentó el jefe de Nutrición de Unicef, Werner Schultink, quien añadió: “Las madres tienen derecho a recibir la información correcta, es decir, disponer de los medios para proteger la salud y el bienestar de sus hijos. No se debe permitir que una comercialización ingeniosa manipule la verdad, que es en definitiva que no hay ningún sustituto de la leche de la madre”.

En términos mundiales, casi dos de cada tres bebés no reciben leche materna de manera exclusiva durante los seis meses recomendables, una tasa que no ha mejorado en dos décadas. Según el informe, la leche materna es el alimento ideal para los bebés porque “es segura, limpia y contiene anticuerpos que ayudan a protegerles contra muchas enfermedades frecuentes en la infancia”; los niños amamantados demuestran mejores resultados en las pruebas de inteligencia, tienen menos probabilidades de sobrepeso u obesidad y menos posibilidades de sufrir diabetes más adelante en la vida, y las mujeres que dan el pecho corren un menor riesgo de sufrir cánceres de mama y ovario.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris