Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

    
Sociedad

Lea Vicens, rejoneadora: “España debería aprender de la afición taurina francesa”

Agencias
@DiarioSigloXXI
domingo, 1 de mayo de 2016, 17:21 h (CET)
- Dice que entrena 12 horas diarias a caballo, esfuerzo que hace “no por ser mujer, sino por ser torero”

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)



La rejoneadora francesa Lea Vicens, que confirmará la alternativa en la plaza de Las Ventas de Madrid en la Feria de San Isidro que está a punto de comenzar, afirma que la afición española debe aprender de los valores de los taurinos franceses, que acuden hasta "lo más alto" para defenderse de los ataques antitaurinos.

En declaraciones a Servimedia, la joven nimeña aseguró también que está muy “ilusionada y con los deberes hechos” ante la histórica cita, que la convertirá en una de las pocas mujeres que se han dado en el toreo a caballo, junto a las legendarias Conchita Citrón y María Sara.

Así, el 4 de junio, una de las últimas tardes de la Feria de San Isidro que arranca el 6 de mayo, acudirá por primera vez ante el público venteño con una decena de sus caballos para lidiar toros de Fermín Bohórquez en compañía de la primera figura del rejoneo, Pablo Hermoso de Mendoza, que actuará como padrino de la ceremonia en presencia de Leonardo Hernández.

Mientras tanto, Lea Vicens sigue con su férreo entrenamiento, que considera que no es especial por tener cualidades físicas distintas a las de un hombre. “Entreno unas 12 horas diarias. Pero no por ser mujer, es por ser torero, que se entrena mucho”, asevera.

Afirma que busca “la belleza, la armonía, el valor, la sabiduría y la técnica” en su profesión y que también trata de aprender de las cosas malas que aprecia en sus compañeros “para no hacerlas”.

DOMADORA

El rejoneador Ángel Peralta descubrió a Lea Vicens en la región de la Camarga, famosa por sus caballos y la afición taurina y donde desde pequeña se hizo un hueco en la doma de equinos. Gracias al ‘centauro’ español se inició en el mundo del rejoneo, para acabar tomando la alternativa en Nimes en 2013 con un cartel de lujo: reapareció para la ocasión Paco Ojeda. Otra figura actual, Diego Ventura, fue testigo y como “invitados especiales” estuvieron el propio Peralta y María Sara.

Aunque debutó como rejoneadora hace cinco años, Lea Vicens ya cuenta con una buena previsión de contratos para esta temporada. Su apoderado, el empresario galo Simón Casas, ya le ha confirmado en cerca de 40 paseíllos para 2016.

Sin antecedentes taurinos en su familia ni en su entorno, afirma que su profesión es fruto de “muchas casualidades” y del ambiente que vivió en su infancia en Nimes. “Lo único que hay taurino es mi ciudad, donde desde pequeña veía corridas”, asevera.

LLEGAR A LO ALTO PARA DEFENDERSE

Y, aunque se siente “muy sevillana” porque esta ciudad la ha adoptado para vivir –lo delata su marcado acento andaluz-, presume del gusto taurómaco de sus paisanos. “La afición francesa está muy unida, esa es la palabra, unida, solidaria, fuerte. Sabe hacer que se respete al mundo del toro. Se gana el respeto de la sociedad, porque llega alto para defenderse, hasta la justicia, hasta el gobierno, que ha promovido una organización de defensa del toro: el Observatorio de la Cultura Taurina, que está muy bien. Y porque los profesionales van unidos y los aficionados, también”, subraya.

También ella, según cuenta, llevó a los tribunales a un activista antitaurino que le amenazó de tal manera que los ayuntamientos franceses llegaron a contratar guardaespaldas para protegerla.

“He recibido muchísimos ataques antitaurinos, muy violentos y muy exagerados. Me chocó mucho la violencia que emplearon y sufrí mucho. Un día me decidí a denunciar y gané. Y a raíz de esto ya me dejaron muy tranquila”, recuerda. “Era yo la cabeza más buscada de ellos. Me querían matar”, asevera sin querer hacer memoria de algo que ocurrió hace dos años.

Sobre sus caballos, confiesa que daría la vida por los que considera sus “niños”. “Estoy más tiempo con ellos que con cualquier persona”, reconoce.

“Son toreros que me ayudan a ser torero. Sin ellos yo no sería lo que soy”, recalca mientras piensa en “seguir mejorando todos los días” y en triunfar “en muchas plazas de categoría”.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris